El nombramiento ya fue aprobado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, con lo que Kubis, ex ministro de Exteriores eslovaco, ocupará un puesto vacante desde que en marzo Ghassan Salame dimitiera por estrés.

Stephanie Williams cumplía el rol de jefa de la misión de Naciones Unidas en funciones desde entonces y ha recibido halagos por su papel de mediación de cara a la planificación para celebrar elecciones a finales de 2021.

Libia: Estado fallido y país ocupado y destruido

Kubis tiene ante sí la complicada tarea de contribuir al mantenimiento del alto el fuego y el avance de las negociaciones entre el Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en Trípoli (GNA) y representantes del mariscal Jalifa Hafter, tutor del Ejecutivo no reconocido en el este y el hombre fuerte del país.

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los distintos grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

La línea del frente se situada desde hace meses en la entrada oeste del golfo de Sirte, corazón de la industria petrolera libia.

 

Fuente: dw.com