Los Ministerios de Exteriores de Alemania, Polonia y Suecia han anunciado este lunes la expulsión de un diplomático ruso de sus respectivos países en respuesta a las medidas similares tomadas por Moscú la semana pasada.

Concretamente, la Cancillería polaca declaró persona no grata a un empleado del Consulado General de Rusia en Poznan y agregó que tomó la decisión “de acuerdo con el principio de reciprocidad y en coordinación con Alemania y Suecia”.

Suecia, por su parte, notificó al embajador de Rusia en Estocolmo que “se pide que una persona de la Embajada rusa abandone Suecia”, mientras que Alemania “declaró a un empleado de la Embajada rusa en Berlín persona no grata”.

El 23 y el 31 de enero, en varias ciudades de Rusia se produjeron protestas en apoyo al opositor ruso Alexéi Navalny. Algunas personas también se manifestaron la noche del 2 de febrero, poco después de que un tribunal de Moscú sustituyera la sentencia condicional de Navalny relacionada con el caso de fraude Yves Rocher por una efectiva de tres años y medio de prisión que, tras descontar el año que pasó bajo arresto domiciliario, será de dos año y medio en una cárcel de régimen general.

 

Borrell: Reunión con Lavrov bajo “alto nivel de tensión”

La Unión Europea (UE), Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y Ucrania discutieron hoy sobre la posibilidad de imponer nuevas sanciones contra Rusia tras la detención de Navalni y la expulsión de los tres diplomáticos europeos.  Las expulsiones coincidieron con el viaje a Moscú del alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, quien reconoció que la visita fue “muy complicada”, en un artículo que escribió en la noche del domingo en su blog.

Borrell aseguró que su reunión con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, “alcanzó altos niveles de tensión” cuando le pidió la liberación inmediata de Navalni, en un viaje que sirvió para constatar que Bruselas y Moscú se “están distanciando”.

Unión Europea debate 22 de febrero posibles sanciones contra Moscú

Y mencionó también que corresponde a los países de la UE decidir cuáles deben los siguientes pasos en la relación entre la UE y Rusia, incluida la posibilidad de sanciones.  Cuestión que abordarán los ministros de Exteriores de los Veintisiete en su reunión del 22 de febrero y los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de marzo, dijo el alto representante.

 

Fuentes: rt.com / dw.com