La Fuerza Aérea de EEUU está enviando por primera vez a Noruega sus bombarderos estratégicos B-1B. Esto debería dar a Moscú una señal clara de que el Ejército estadounidense está listo para proteger a sus aliados en la región ártica de importancia estratégica, asegura la cadena CNN.

Los bombarderos estratégicos estadounidenses B-1B Lancer comenzarán sus primeras misiones en la región durante las próximas tres semanas. Volarán en el espacio aéreo internacional más allá del Círculo Polar Ártico y en la región de la costa noroeste de Rusia, reporta la cadena. Además, el país escandinavo recibirá a 200 efectivos de la Fuerza Aérea de EEUU de la Base de Dyess, Texas.

Hasta ahora, las misiones militares sobre el Ártico se realizaron principalmente cerca del Reino Unido. Mover fuerzas a los territorios mucho más cercanos a Rusia significa que EEUU podrá responder más rápidamente a una posible agresión rusa, aseguró el general Jeff Harrigian, comandante de la Fuerza Aérea de EEUU en Europa y África.

“La capacidad de respuesta y nuestra capacidad para apoyar a los aliados y socios, así como nuestra capacidad para responder rápidamente a los desafíos potenciales, son fundamentales para nuestro éxito general”, cita CNN al general.

Los estadounidenses destacan que estas misiones ayudan a mantener la estabilidad y la seguridad globales y también permiten que la Fuerza Aérea de EEUU se familiarice con la red de aeródromos y las características geográficas de diferentes regiones.

 

El Ártico de la discordia

A su vez, el presidente de EEUU, Joe Biden, demostró que está dispuesto a adoptar un enfoque más duro hacia Moscú que su predecesor, Donald Trump.

Por su parte, el Departamento de Defensa de EEUU acusó a Moscú de estar militarizando la región ártica supuestamente “para bloquear el acceso potencial al Ártico y sus recursos naturales y obstruir la navegación en los mares del océano Ártico” con sus acciones militares.

“Las recientes inversiones rusas en el Ártico incluyen una red de medios aéreos ofensivos y sistemas de misiles costeros”, advirtió la secretaria de la Fuerza Aérea de EEUU en la Administración Trump, Barbara Barrett, en julio de 2020.

De acuerdo con Barrett, Rusia considera que mantener su propio acceso al Ártico es un interés cada vez más vital, ya que una parte importante de su producto interno bruto proviene de los hidrocarburos producidos al norte del Círculo Polar Ártico.

 

Conflicto abierto

El 1 de febrero, la cadena de radiodifusión noruega Norsk Rikskringkasting (NRK) publicó un artículo en el que aseguró que en caso hipotético de que Rusia y EEUU pasen a un conflicto militar abierto, sus fuerzas podrían chocar en el territorio de Noruega.

La intensificación de la presencia militar extranjera en Noruega y en el Alto Norte, así como el emplazamiento de los bombarderos estadounidenses en el país nórdico, en general no contribuye a la estabilidad y la buena vecindad en la región, comentó el  exsubdirector de Operaciones del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, teniente general Valeri Zaparenko. No obstante, el militar agregó que no se puede hablar de un conflicto armado abierto.

“Hablar de la Tercera Guerra Mundial, que comenzará en el territorio de este Estado escandinavo en particular, y asociarla solo con el redespliegue de cuatro aviones, es exagerar mucho los temores habituales en este caso”, aseguró.

 

Fuente: sputniknews.com