Sudán ratificó su soberanía sobre la zona limítrofe con Etiopía y destacó que “la cuestión de la frontera entre Sudán y Etiopía no debería ser la base de la agresividad con la que se está comportando Addis Abeba”.

La Cancillería de Sudán dijo en un comunicado que “la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Etiopía de acusar a  Sudán de trabajar para otras partes es un insulto grave e imperdonable”.

Agregó que “si Etiopía es serio en sus acusaciones, debe proceder a las opciones legales disponibles a nivel regional e internacional”.

Además, los medios sudaneses anunciaron que un pastor murió  durante los enfrentamientos con las milicias etíopes que atacaron las tierras de Al-Fashaqa en el estado de Al-Gadarif en las fronteras sudanesas.

El sitio web El Sudan Tribune dijo: “Las milicias cortaron la carretera ante  los pastores y llevaron un rebaño de ganado al territorio etíope antes de que las fuerzas de reserva sudanesas intervinieran y persiguieran a las milicias atacantes”.

El viernes, Etiopía advirtió a Sudán de un “error fatal”, pidiéndole que “abandone la escalada y la provocación y avance hacia un arreglo pacífico de la disputa fronteriza entre los dos países”.

 

Fuente: almayadeen.net