El embajador de Italia en Kinshasa, Luca Attanasio, murió después de recibir varios disparos en un ataque armado contra un convoy del Programa Mundial de Alimentos (PMA). Los hechos ocurrieron en medio de una visita cerca de Goma, en el este de República Democrática del Congo (RDC), según fuentes diplomáticas.

Otras dos personas murieron en el ataque, según informó el mayor Guillaume Djike, portavoz del ejército en la región de Kivu del Norte, sin precisar la identidad de las víctimas, pero que se cree serían el chofer y el guardaespaldas del embajador.

El ataque contra el convoy del PMA tuvo lugar al norte de Goma, ciudad más importante de la provincia de Kivu del Norte, escenario de violencia por parte de grupos armados desde hace más de 25 años. “Las fuerzas armadas congoleñas rastrillan (la zona) para saber quiénes son los atacantes”, indicó el ejército del país africano.

“Con profundo dolor el Ministerio de Relaciones Exteriores confirma la muerte, hoy en Goma, del embajador italiano y de un policía italiano de la fuerza de los carabineros”, que formaban parte de un convoy de la misión pacificadora de la ONU llamada MONUSCO, fue el comunicado del gobierno italiano que confirmó la noticia.

Por su parte, el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, expresó sus condolencias a Italia por la muerte del embajador de ese país en la República Democrática del Congo. “Las noticias son extremadamente preocupantes, estamos siguiendo de cerca la situación con la delegación de la UE en la República Democrática del Congo”, dijo la portavoz del alto representante, Nabila Massrali.

El ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Luigi Di Maio, confirmó la noticia y dijo hallarse bajo un ”inmenso dolor por el incidente”, de acuerdo al diario Corriere della Sera. Por el momento no se tiene ninguna información sobre la responsabilidad del ataque. Sin embargo, decenas de grupos armados operan en el este de la República Democrática del Congo, muchos de ellos restos de milicias que lucharon en guerras civiles que resultaron en millones de muertes por conflictos, hambre y enfermedades.

Attanasio recibió en 2020 el Premio Internacional de la Paz Nassiriya por su compromiso con la salvaguarda de la paz entre los pueblos y por haber contribuido a la implementación de importantes proyectos humanitarios, distinguiéndose por su altruismo, dedicación y espíritu de servicio para apoyar a las personas en dificultades”.

 

Fuentes: infobae.com / dw.com