Gildo Insfran – Gobernador de Formosa

 

Con una resolución insólita, los concejales de la localidad de Palo Santo, en Formosa, declararon persona no grata al equipo de TN que se encuentra realizando una cobertura periodística en la provincia gobernada por Gildo Insfrán.

La iniciativa de los ediles formoseños se conoció luego de que el canal llevara un micrófono a un centro de aislamiento en Clorinda y los encerrados contaran los abusos cometidos allí.

“Los ataques sistemáticos impuestos por los medios de comunicación televisivos, radiales, redes sociales y otros, fundamentalmente desde el ámbito nacional; y considerando que el mencionado sistema acredite el propósito de imponer criterios y visualizaciones con el fin de desacreditar la imagen del gobierno provincial comandado por nuestro Sr. gobernador, el Dr. Gildo Insfrán, y en consecuencia de la necesidad de todo el pueblo formoseño, utilizando dichos medios con la más ruin de las falacias, sujeto a cuestiones mediáticas irresponsables”, comienza el documento emitido por los concejales.

El texto señala que “todo acto de esta índole caracteriza pretensiones de desestabilizar a un gobierno electo mayoritariamente por el voto popular, propio de los estados de derecho y democráticos”, y luego los dirigentes oficialistas comentan “que en virtud de los expuesto cabe señalar un profundo reconocimiento al gobierno provincial por las acciones ya conocidas para mejorar la calidad de vida de todos los formoseños, a lo largo y a lo ancho de nuestro territorio, inclusive hasta en los lugares más recónditos”.

Los Concejales sostienen “que este Honorable Concejo Deliberante de Palo Santo por decisión unánime de los sres. concejales convencidos del modelo de provincia que tenemos, donde la equidad, la responsabilidad y la justicia social son el estandarte, y jamás podría permitir el avasallamiento de los intereses de todos los formoseños, resuelve declarar persona no grata a toda persona representante de los medios de comunicación televisivos y demás, del ámbito nacional (y allí hacen mención a TN) ante su eventual ingreso y/o permanencia en territorio provincial, todos ellos en razón a los considerandos expuestos en la presente declaración”.

Se trata de la reacción de un grupo de dirigentes oficialistas luego de que TN mostrara la realidad que viven los aislados en los centros de aislamiento montados por la gestión de Insfrán. Un móvil del canal, que pudo ingresar a la provincia a partir de un fallo de la Justicia Federal, mostró este viernes imágenes que describen a la perfección el horror, la impotencia y el sometimiento de quienes están encerrados en un hotel de Clorinda.

 

 

Amnistía internacional reclama a las autoridades de la provincia de Formosa que todas sus medidas para combatir la pandemia del COVID-19 sean respetuosas de los derechos humanos. La organización realiza un nuevo llamamiento luego de haber recibido denuncias sobre las medidas de cuarentenas estrictas en Centros de Atención Sanitaria (CAS).

Entre diferentes problemas, las denuncias señalan que:

 

   📌Se obligaría a permanecer en los centros de aislamiento a personas con COVID-19 positivo (con síntomas leves o asintomáticas) con personas que no tienen COVID-19 , exponiéndolas al contagio.

 

  📌En muchos casos, a las personas no se les brindaría información de su situación de salud, o se lo hace de palabra sin tener acceso a los resultados de sus test COVID-19, se les harían varios hisopados sin que se le pida consentimiento, resultando todo ello violatorio de su derecho a la información, al consentimiento informado, a la salud, entre otros.

 

   📌La duración de las cuarentenas en los CAS en algunos casos habría excedido los 14 días, llegando incluso a los 30 días. Además, las personas no tendrían suficiente acceso a información sobre el tiempo que permanecerán alojadas ni sobre los criterios científicos que se aplicarían en un momento dado para decidir su alta de la cuarentena o el aislamiento.

 

  📌Se obligaría a permanecer en los CAS a niñas, niños y adolescentes y, en algunos casos, sin el acompañamiento de sus padres o familiares.

 

  📌Las fuerzas de seguridad trasladarían compulsivamente a las personas a los CAS.

 

  📌Los CAS estarían custodiados las 24 hs. por personal policial mientras que el personal de salud solo se presentaría una o dos veces al día.

 

  📌Los CAS, localizados en escuelas o estadios, no cumplirían con condiciones higiénicas y de salubridad recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar la propagación del virus y respetar la dignidad de las personas, permaneciendo más de 200 personas en un estadio, sin intimidad, ventilación, espacios de recreación y compartiendo los sanitarios. En muchos casos, esos espacios resultan contraproducentes para evitar la generación del virus y exponen a las personas al contagio.

 

 📌Muchas personas serían obligadas a permanecer allí, sin brindar su consentimiento. Algunas han sufrido crisis, angustia y depresión y no han sido atendidas adecuadamente.

 

Estos hechos se suman a la situación de extrema precariedad que debieron atravesar las personas varadas que fueron impedidas de reingresar a territorio jurisdiccional durante meses. En octubre pasado, Amnistía Internacional ya había alertado por las más de 8000 personas varadas que no podían regresar a Formosa desde el inicio de la emergencia sanitaria.
A su vez, la organización ha relevado la utilización de cuarentenas obligatorias en otros países de la región, tales como Venezuela, Paraguay y El Salvador, y alertado sobre las violaciones a los derechos humanos por las condiciones en las que se llevaron a cabo.
De acuerdo a información oficial , hoy se encuentran alojadas en los centros de aislamiento 3094 personas, pero solo hay 622 casos de COVID-19 activos en toda la provincia.
Según el derecho internacional de los derechos humanos, en situaciones de emergencia de salud pública, las autoridades pueden imponer cuarentenas obligatorias, como han hecho en respuesta a la COVID-19. Sin embargo, dado que la cuarentena bajo custodia del Estado representa en la práctica la privación de la libertad de una persona, su uso es permisible únicamente en circunstancias limitadas.
Los gobiernos tienen la obligación clara de garantizar que las personas sometidas a cuarentena están recluidas en condiciones dignas y con garantías frente a los malos tratos.
Según las recomendaciones de la OMS, una cuarentena debe durar 14 días, transcurridos los cuales las personas pueden regresar a sus domicilios, siempre que no desarrollen síntomas de COVID-19. A su vez, recomiendan que las niñas, niños y adolescentes no sean obligados a cumplir cuarentenas obligatorias en centros públicos. La OMS afirma asimismo que, aunque la cuarentena puede retrasar la introducción de una enfermedad en un país, si no se aplica como es debido, puede crear fuentes adicionales de propagación de ésta.
El derecho internacional prevé excepciones a la libertad para proteger la salud pública en situaciones extraordinarias. Sin embargo, cualquier medida que se tome dentro de este marco, debe ser proporcionada, estrictamente limitada y necesaria; y no debe perpetuarse indefinidamente en el tiempo. Amnistía Internacional reconoce que los Estados deben tomar medidas para limitar el impacto del COVID-19 en la población; sin embargo, las mismas deben ser respetuosas de los derechos humanos.
“Los testimonios que recibió Amnistía Internacional muestran la vulneración de derechos a los que son expuestos los ciudadanos formoseños. El modo en que se viene implementando la cuarentena estricta bajo custodia de las autoridades de Formosa no lo observamos en ningún otro lugar del país. Las autoridades deben evitar recurrir a métodos coercitivos en la implementación de medidas de salud pública.  La pandemia no debe ser una excusa para que los Estados violen sus obligaciones en materia de derechos humanos”, sostuvo Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.
Amnistía Internacional pide a las autoridades formoseñas que den prioridad a las campañas de prevención de la COVID-19 y a medidas de cuarentena voluntaria, y eviten someter a las personas a cuarentenas controladas por el Estado a menos que esta medida sea estrictamente necesaria y proporcionada, y únicamente cuando no se pueda alcanzar el fin de proteger la salud pública por otros medios, y sólo si pueden proporcionar un entorno con condiciones higiénicas, sanitarias, de privacidad y atención médica adecuados y dignos.

 

Fuentes: tn.com.ar / Amnesty International

 

Más información

Formosa: la Corte Suprema exhortó a Gildo Insfrán a garantizar los derechos humanos en los centros de aislamiento

Formosa: pese a las denuncias y críticas, los centros de aislamiento de Gildo Insfrán siguen activos

Formosa: Tiene 82 años, lo encerraron “bajo llave” en un hospital

La Corte Suprema retoma su agenda con Formosa en la mira

Formosa: la Corte Suprema intimó a Insfrán a informar cómo realizan los operativos sanitarios ante un contagio de coronavirus

Amnistía Internacional advirtió que si el Estado no actúa frente a la situación de Formosa, acudirá a una instancia internacional

Human Rights Watch: “Las restricciones que impone Formosa a LA NACION son abusivas”

Amnistía Internacional solicitó que la Secretaría de Derechos Humanos condene los atropellos ocurridos en Formosa