El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, rechazó las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sobre la “anexión de Crimea por Rusia”.
Biden afirmó el 26 de febrero que Washington nunca reconocerá la decisión de Crimea de volver a unirse a Rusia y estará junto a Ucrania contra la “agresión de Rusia”.
“Efectivamente, es imposible reconocer la ‘anexión’ de Crimea. Nadie habla de la ‘anexión’ de Crimea porque no la hubo. Hubo una reunificación de Crimea con Rusia, y en estricta conformidad con todas las normas del derecho internacional”, dijo Peskov a la prensa.
El portavoz recordó que la reunificación fue el resultado de la decisión del cuerpo legislativo de Crimea, “de acuerdo con el estatus de Crimea entonces dentro de Ucrania”.
Crimea se escindió de Ucrania y se reincorporó a Rusia tras celebrar en marzo de 2014 un referéndum en el que la mayoría aplastante de los votantes —más del 96%— avaló esa opción.
Las autoridades ucranianas consideran a Crimea un territorio “provisionalmente ocupado”.
Moscú ha declarado en repetidas ocasiones que los habitantes de Crimea, de manera democrática y en plena conformidad con el derecho internacional y la Carta de la ONU, votaron a favor de la reunificación con Rusia.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó que el tema de Crimea “está zanjado definitivamente”.

Diálogo con otros países

Además, Peskov declaró que el presidente ruso, Vladímir Putin, está abierto al diálogo y a la solución de las divergencias más complicadas mediante la comunicación con sus colegas de otros países, incluidos los representantes de Estados Unidos.
“Putin siempre ha estado abierto al diálogo, se mantiene abierto y seguirá abierto al diálogo con todos los países del mundo, incluido EEUU, y está abierto a resolver incluso las desavenencias más agudas mediante la comunicación. No todos los países cuentan de momento con una voluntad política semejante”, dijo Peskov al comentar la posibilidad de celebrar una reunión cara a cara entre el líder ruso y su par estadounidense, Joe Biden.
En enero, en una entrevista con Sputnik, el ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov declaró que, con la llegada de Biden a la Casa Blanca, “valdría la pena” que Rusia propusiera abordar el tema nuclear, y que todos los países, incluido EEUU, confirmaran nuevamente la fórmula sobre el carácter inadmisible de una guerra atómica, en la que no habría ganadores.
Gorbachov recordó que el expresidente de EEUU Ronald Reagan y él expresaron conjuntamente esa fórmula en su primera reunión, celebrada en 1985, y sería bueno que ahora “todo el mundo tomara conciencia del problema nuclear”.

Construcción del tercer reactor de Akkuyu

Peskov confirmó que se hacen los preparativos para organizar una teleconferencia entre Putin y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, con motivo del comienzo de la construcción del tercer reactor de la central atómica de Akkuyu.
Peskov recordó que hace poco los jefes de Estado sostuvieron una conversación telefónica en la que trataron este asunto.
El ministro de Energía turco, Fatih Dönmez, citado por el periódico Sabah declaró hace un tiempo que el 10 de marzo se espera la participación telemática de los presidentes de Rusia y Turquía en la ceremonia de colocación del hormigón en la base del tercer reactor de la central nuclear de Akkuyu.
Moscú y Ankara firmaron en 2010 un acuerdo intergubernamental para construir en la provincia turca de Mersin (sur) la planta nuclear Akkuyu con cuatro reactores de diseño ruso VVER-1.200, de generación 3+, de 1.200 megavatios cada uno.
Es el primer proyecto de la rama atómica mundial que se realiza según el esquema build-own-operate y cuesta alrededor de 20.000 millones de dólares.
La construcción del primer reactor empezó en abril de 2018 y del segundo en abril de 2020.
La puesta en explotación de la central está prevista para 2023.

Pedidos de vacuna

En cuanto a vacunas, Peskov declaró que las capacidades productivas de Rusia por ahora no permiten cubrir todas las solicitudes de la vacuna contra el coronavirus que llegan del extranjero.
Según el portavoz, Rusia se pone en una posición responsable, esforzándose por entregar el mayor número posible de dosis a los países que sufren la escasez del fármaco.
Agregó que la promoción del fármaco y las cuestiones tecnológicas relacionadas con los pedidos son tareas del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).
Fuente: sputniknews.com