El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Gobierno nacional rompió el silencio en la tarde de este viernes tras la represión policial contra los comerciantes y vecinos de Formosa que se manifestaban por el regreso a la fase 1 de las restricciones por el coronavirus y, si bien repudió la violencia, habló de “una campaña de desprestigio” contra el gobernador Gildo Insfrán. La protesta terminó con heridos y más de 90 detenidos.

“La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación repudia la violencia ejercida por integrantes de la policía provincial de Formosa sobre los manifestantes que se concentraron en la jornada de hoy frente a la Gobernación”, comenzó el comunicado difundido en las redes sociales por el organismo que dirige Horacio Pietragalla.

Pero al repudio a la represión le siguió la crítica a los medios de comunicación que, para ese organismo, son parte de una “campaña de desprestigio”.

“La permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial, el constante boicot a las medidas sanitarias excepcionales para hacer frente a la pandemia, el uso político que algunos sectores de la oposición hacen de estos hechos, y la violencia desmedida de algunos manifestantes -que hoy incluso intentaron ingresar a la Casa de Gobierno provincial- no justifican el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta”, precisa el mensaje.

Advierte, además, que “las fuerzas de seguridad, tanto las nacionales como las provinciales, deben estar capacitadas para contener actos de violencia, en el contexto de protestas en un marco de pleno respeto de los derechos humanos”.

Precisaron, además, que “después de los hechos, la Secretaría de Derechos Humanos se mantuvo en comunicación con las autoridades provinciales, y con organismos de derechos humanos locales para monitorear la situación de los heridos y los detenidos”.

Pietragalla compartió el mismo mensaje pero le sumó sobre el final que “el gobierno de Formosa se comprometió a iniciar investigaciones acerca del uso desmedido de la fuerza por efectivos de la policía provincial”.

Es la segunda vez que Pietragalla evita cuestionar a Insfrán. En la misma línea se pronunció cuando semanas atrás visitó la provincia en medio de las denuncias por las condiciones en las que estaban los centros de aislamiento para personas con coronavirus.

En esa oportunidad, Pietragalla se reunió con Insfrán tras recorrer los centros de aislamiento y aseguró en conferencia de prensa que en la provincia no se violaban “sistemáticamente los derechos humanos en Formosa”.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero advirtió que nada justifica “la violencia institucional”.

“El Estado debe garantizar la libre expresión pacífica de la ciudadanía. En momentos de angustia colectiva, tiene que primar la serenidad. La violencia nunca es el camino. Y mucho menos la violencia institucional“, sostuvo el jefe de los ministros.

La de la Secretaría de Derechos Humanos y posteriormente el mensaje de Cafiero fueron las primeras palabras desde el Gobierno en relación con la represión de la policía formoseña.

Fueron decenas de personas las que marcharon este viernes en la capital formoseña contra la decisión del Gobierno de Insfrán de decretar el regreso a la fase 1 de la cuarentena. La policía reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos, y el saldo fue decenas de heridos y detenidos.

 

Fuentes: clarin.com / Alvaro Zicarelli / El Presto / tn.com.ar