El pleno del Parlamento Europeo decidió retirar la inmunidad de los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, miembros del partido catalán Junts Per Catalunya (JxCat) y líderes independentistas tras la votación del lunes. Los tres políticos,  están buscados por la justicia española por la celebración del referendo de 2017 en Cataluña, anunciaron que recurrirían la decisión de la Eurocámara ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y lamentaron el “daño” a la democracia europea.

Sin sorpresas ni sobresaltos, el Parlamento Europeo cumplió con lo esperado y decidió retirar la inmunidad del eurodiputado y ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, en la votación del lunes. Del mismo modo, los eurodiputados y líderes independentistas Toni Comín y Clara Ponsatí también se quedaron sin inmunidad parlamentaria. Una decisión que ya han anunciado que van a recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Los resultados de la votación, que se hicieron públicos este martes, constatan la retirada de la protección con 400 votos a favor, 248 en contra y 45 abstenciones en el caso de Puigdemont, y con sufragios casi idénticos en los casos de los ex consejeros Comín y Ponsatí –404 a favor, 247 en contra y 42 abstenciones–.

Durante una rueda de prensa celebrada este martes tras la difusión de los resultados, el expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, agradeció la participación y el apoyo de sus compañeros del Parlamento Europeo, más amplio del que esperaba. No obstante, también lamentó el “daño” que la decisión causa a la democracia europea.

“Es un día triste para el Parlamento Europeo. Hemos perdido nuestra inmunidad, pero el Parlamento Europeo ha perdido todavía más y, como consecuencia de esto, también ha perdido la democracia europea”.

Puigdemont aseguró que el suyo es un “claro caso de persecución política” y que la reacción de los políticos españoles respaldaba su argumento. Para el diputado de Junts Per Catalunya (JxCat), “ha quedado acreditado que hay una clara estrategia política y parlamentaria en este caso”, y lamentó que la Eurocámara haya “caído” en ella.

Por su parte, tanto Toni Comín como Clara Ponsatí se mostraron tranquilos. A pesar del golpe que supone perder su inmunidad parlamentaria, los políticos catalanes hicieron un balance positivo de la situación debido al 42% de apoyo que recibieron por parte del Parlamento Europeo. “¡Buenos días! Todavía no me he vacunado (lo haré cuando me toque) pero hoy me siento más inmune que ayer”, dijo Ponsatí a través de redes sociales.

Desde el Gobierno español recibieron la noticia con los brazos abiertos, considerando que la retirada de la inmunidad significa que el Parlamento Europeo respalda a la justicia española y apuesta por que “los problemas de Cataluña se resuelvan en España”.

 

Por Alba Santana

Fuentes: france24.com / EFE