La Fiscalía de Nueva York acusó al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, de haber ayudado a traer toneladas de cocaína a EEUU.
La acusación se realizó durante el juicio contra el presunto narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez, que se celebró en la corte federal de Nueva York. Según los fiscales estadounidenses, el acusado había sobornado incluso al propio mandatario hondureño, informa la agencia AFP.
Así, la Fiscalía de Nueva York afirma que el presidente del país latinoamericano ha sido complice en el tráfico de toneladas de drogas al país norteamericano. De acuerdo con los fiscales neyorquinos, Juan Orlando Hernández ofrecía protección a los narcotraficantes a cambio de millones de dólares procedentes de las ganancias por la venta de las drogas.
De hecho, los fiscales afirman que la colaboración entre Fuentes y Hernández comenzó incluso antes de que este último fuera presidente. En particular, eso ocurrió en 2013, cuando Hernández era solo candidato a la presidencia de Honduras.

“Conspiraron para enviar tanta cocaína como fuera posible a los EEUU”, dijo el fiscal durante el juicio sobre los eventos que siguieron a la elección de Hernández como presidente del país el 24 de noviembre de 2013.

El presidente de Honduras ha desestimado estas acusaciones y destacó que los narcotraficantes juzgados en EEUU obtienen beneficios cuando proporcionan “falsos testimonios”. Como ejemplo de ello, Hernández mencionó el caso del cártel de Los Cachiros, cuyo ex líder Devis Leonel Rivera Maradiaga incluso podría dar testimonios en contra de Fuentes.
“Los Cachiros tenían un imperio de 1.000 millones de dólares. Su falso testimonio es que conmigo los narcos pudieron hacer tratos. Entonces, ¿por qué decidieron 10 días después de mi elección abandonar su imperio para morir en una prisión extranjera?”, destacó el mandatario en una serie de publicaciones en Twitter.
Al mismo tiempo, el hermano del presidente de Honduras, Juan Antonio Hernández, fue declarado culpable de narcotráfico en 2019 por la corte federal de Nueva York. Actualmente está esperando una sentencia.
Fuente: sputniknews.com