Bolivia es una dictadura castrochavista. Evo Morales llegó al poder en enero del año 2006 y puso en marcha su asamblea constituyente en base a falsificaciones y fraudes suplantando la Constitución de la República de Bolivia. El pueblo boliviano se opuso y Evo perpetró masacres en Porvenir, del Hotel las Américas, en Sucre y mas, persigue gobernadores, exilia y logra aprobar su constitución que suplanta la República de Bolivia y crea el Estado Plurinacional de Bolivia,una copia de Cuba y Venezuela. Introduce una reelección inmediata por una vez presenta un triunfo con fraude electoral en el 2009. En el 2014 se vuelve a presentar y se reelige en contra de su propia constitución con complicidad de su Tribunal Constitucional. Pierde el referendum en el año 2016 en el 21 de febrero donde Bolivia le dijo NO, pero nuevamente su Tribunal Constitucional dice que tiene el “derecho humano” de ser candidato indefinidamente.

Así llegamos a las elecciones del 2019 en donde ocurre un fraude monumental que es evidenciado en tiempo real por la prensa mundial, la OEA y la Unión Europea, Evo Morales se asusta, renuncia con su vicepresidente y se va.

Según su propia constitución le tocó el mandato a Jeanine Añez que en lugar de gobierno de transición fue de continuismo dictatorial..

Carlos Sánchez Berzaín entrevistado por Carola Briceño y Beatriz Galindo para “En Contacto”. The Latam Post.

 

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín