El máximo responsable militar de la Administración Biden agregó que “somos conscientes del hecho de que [en la India] han expresado interés en adquirir el sistema” y reconoció que el tema de los S-400 fue planteado en conversaciones con su homólogo indio, Rajnath Singh.En octubre del 2018, Nueva Delhi firmó un acuerdo para adquirir cinco baterías de los sistemas de defensa antiaérea S-400 Triumf, valorado en 5.400 millones de dólares con Moscú. Se espera que el primer lote se entregue a finales de 2021.

Las opciones del Pentágono para presionar a sus aliados y socios

La maquinaria punitiva norteamericana podría ponerse en marcha contra la India en virtud de la ley estadounidense para contrarrestar a adversarios a través de sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés). En los últimos años, EEUU ha tratado de sacar a la India y otros países de la órbita de los convenios con Rusia en lo que respecta al aumento de las ventas de armas y la cooperación militar. La compra planeada por Nueva Delhi del S-400 podría resultar en un punto de tensión, particularmente después de que a finales del 2020 el Congreso impusiera sanciones a Turquía por adquirir el mismo sistema.

Austin se vio sometido a una mayor presión para plantear el problema ante los militares indios luego de que el senador Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, instara al jefe del Pentágono a dejar en claro la oposición de la Administración Biden con respecto a los S-400.

Dicha ley, no obstante, deja espacio para que el secretario de Estado renuncie a las sanciones para cualquier país individual que compre equipos rusos.

Fuente: sputniknews.com