El régimen de Bolivia es una dictadura castrochavista que viola los derechos humanos, ha liquidado el estado de derecho, no tiene división ni independencia de poderes y desde hace más de una década tiene presos, perseguidos y exiliados políticos a los que acaba de agregar a la ex Presidenta Jeanine Añez como presa política. La dictadura devora a sus hijos y también a sus aliados como lo prueba las violaciones contra Añez que faltando a su mandato de recuperar la democracia hizo un gobierno de continuismo y devolvió todo el poder a Evo Morales y sus cómplices. Carlos Sánchez Berzaín entrevistado por Tomas Regalado en “Encuentro Político” de Mega Tv

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín