Cansados de las restricciones que implementó el Gobierno de Gildó Insfrán en medio de la pandemia de coronavirus,los vecinos de la ciudad formoseña de Clorinda marcharon este martes hacia la casa del intendente Manuel Celauro para pedirle que de marcha atrás con la determinación de regresar a la fase 1 de la cuarentena. La Policía reprimió la protesta con balas de goma.

Con cacerolas y banderas, los vecinos se acercaron hasta la casa de Celauro y reclamaron la flexibilización de las medidas sanitarias. Ante esta situación, el funcionario se atrincheró en su casa, según informó la periodista de TN Paula Bernini, que encabezó el equipo periodístico que ingresó a la provincia para visibilizar las graves denuncias realizadas contra Insfrán por violaciones a los derechos humanos.

Este martes, el intendente declaró que Clorinda volverá a la fase 1 del aislamiento obligatorio por coronavirus. Esto implica que, al igual que durante los últimos ocho meses, los vecinos no podrán salir del distrito. Además, a partir de ahora, los comercios estarán habilitados a abrir solo en horarios restringidos.

En las imágenes, filmadas por los propios vecinos, se escuchan gritos y aplausos. Además, se ven corridas y botellazos. En ese contexto, la Policía lanzó balas de gomas para dispersar a los manifestantes.

En el decreto que emitió este martes el intendente de Clorinda, se estableció la suspensión “desde las 00 y hasta el 3 de abril las actividades deportivas, sociales, culturales y religiosas”. “Los comercios atenderán solo hasta las 13; los supermercados y negocios minoristas de cercanía, hasta las 20; los gastronómicos deberán atender con modalidad de entrega a domicilio hasta las 23″, indicó.

“Se autoriza a realizar caminatas y se recomienda hacerlo en circuitos en el mismo sentido y con tapabocas hasta las 18 y se autorizan los paseos en bicicleta hasta las 20″, agregó.

La Justicia instó a Insfrán a garantizar la libre circulación

El lunes, la Justicia federal de Formosa había ordenado liberar la circulación de todas las personas que ingresen o hayan ingresado a la provincia con un PCR negativo, eximiéndolos del aislamiento obligatorio que dispone el Gobierno de Insfrán, tanto en centros gubernamentales como en domicilios particulares. El fallo de la jueza María Belén López Mace es en respuesta a un habeas corpus presentado por el senador nacional Luis Naidenoff y el ex diputado y actual presidente de la Unión Cívica Radical formoseña, Martín Osvaldo Hernández.

Los referentes de la oposición habían solicitado que se “ordene a la provincia de Formosa a que libere y restablezca la libertad ambulatoria de todas las personas que se encuentran aisladas por haber ingresado a la provincia y cuentan con PCR negativo, en cumplimiento a la norma federal DNU 168/21 (y que) se abstenga de aislar a las personas que ingresen al territorio provincial y no sean casos positivos de Covid-19, sospechoso y/o contactos estrechos conforme lo establece la autoridad Nacional, conforme DNU 260/20 DNU 125/21 Y DNU 168/21″.

Una protesta que se desarrollaba en la noche de este martes en frente de la casa del intendente de Clorinda, Manuel Celauro, terminó con incidentes y denuncias de represión por parte de la policía del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, y de una “patota” que respondería a las autoridades municipales.

Así lo denunciaron en redes, los diputados nacionales de la Coalición Cívica, Mónica Frade y Maximiliano Ferraro, integrantes del bloque de Juntos por el Cambio, que ya habían sufrido días atrás un piquete policial mientras recorrían el territorio que gobierna Insfrán.

“En Clorinda, una patota del Intendente y la policía de Insfrán amedrentan y reprimen a los ciudadanos”, advirtió Ferraro en Twitter. “Ante la complicidad escandalosa y el silencio del Gobierno Nacional seguiremos exigiendo la Intervención Federal a la provincia de Formosa”, agregó, con la consigna #FormosaLibre

Fuentes: tn.com.ar / clarin.com / NotiPress Internacional