Todas las monedas sustituyen al dinero real, es decir, al oro, escribe el portal de noticias financieras FX Empire. Sin embargo, el dólar estadounidense se convirtió en un intermediario entre otras monedas y el metal.

El golpe del dólar no se detiene y en un sentido general a largo plazo, la condena es bien merecida, observa Kelsey Williams, autor del artículo. El dólar estadounidense, bajo la vigilancia de la Reserva Federal de EEUU, ha perdido más del 98% de su poder adquisitivo.

“La posibilidad de que el oro se reafirme como medio de intercambio internacional sigue aumentando; pero, tienen que suceder muchas más cosas malas antes de que lleguemos a ese punto”, admite el analista.

El oro se cotiza en dólares estadounidenses y las operaciones con oro se liquidan en dólares estadounidenses debido a la hegemonía del dólar y su papel como moneda de reserva mundial. Pero, ¿qué significa eso para otras personas en todo el mundo?  

El precio del oro se determina calculando el tipo de cambio entre el dólar estadounidense y la moneda específica que no sea el dólar estadounidense.

Durante un período de dos años y medio (entre 2013 y 2016), el costo de adquirir oro para los tenedores de euros había aumentado en un 25%, señala Williams. Y, sin embargo, el precio del oro en dólares estadounidenses era el mismo. Mientras tanto, el valor del oro no cambia, es dinero original.

“El valor del oro es constante e invariable. Sin embargo, el valor del dólar estadounidense cambia todo el tiempo. Esto se debe a que la Reserva Federal manipula la oferta de dólares mediante la expansión y contracción de la oferta monetaria y de crédito. Principalmente expansión”, concluye.

Fuente: sputniknews.com