Un tribunal de Hong Kong halló culpables a un grupo de siete activistas, abogados y exparlamentarios por haber organizado y participado en una manifestación que no contaba con el permiso de las autoridades. Entre los encausados está el exdiputado Martin Lee y el magnate de la prensa Jimmy Lai.

Culpables por organizar una manifestación: es el veredicto de un tribunal de Hong Kong contra siete destacados líderes prodemócratas, que participaron y convocaron a una marcha que no tenía el permiso de la policía y las autoridades. La protesta, que se celebró el 18 de agosto de 2019, sucedió en plena ola de manifestaciones que sacudieron el centro financiero del territorio autónomo.

Los detenidos son el magnate de la prensa Jimmy Lai, el abogado y exdiputado Martin Lee, de 82 años, conocido como “el padre de la democracia en Hong Kong”, Leung Kwok-hung, apodado “Pelolargo”, Lee Cheuk-yan, Albert Ho, Cyd Ho Sau-lan y Margaret Ng. Todos abandonaron el tribunal con las manos en alto y con los dedos levantados para simbolizar el lema “cinco demandas, ni una menos” de las protestas de 2019. Todos se habían declarado no culpables.

Varios se detuvieron para hablar con los medios de comunicación, en un tono desafiante. Lee Cheuk-yan, declaró: “por supuesto que sentimos este pesar por haber perdido este caso, porque creemos que tenemos el derecho bajo la constitución de marchar. Muchos casos a los que nos enfrentamos surgen de la prohibición de reunión por parte de la policía, que creemos firmemente que es inconstitucional”.

Los declarados culpables insistieron en que la posibilidad de ir a la cárcel por defender la democracia sería como “una insignia de honor”.

La sentencia se anunciará el próximo 16 de abril

Todos los procesados menos Lai y “Pelolargo” (actualmente en prisión preventiva por otros cargos) quedarán libres bajo fianza con la condición de que no abandonen el territorio y que entreguen toda su documentación para viajar. El tribunal anunció que se conocerá la sentencia el próximo 16 de abril.

La manifestación que, año y medio después, ha conllevado esas condenas se celebró el 18 de agosto de 2019. En ese momento, el Frente de Derechos Humanos Civiles solicitó permiso para una marcha de 3,8 kilómetros entre el Parque Victoria y el distrito central de la ciudad.

Sin embargo, la Policía solo autorizó una concentración en el parque, pero los convocantes decidieron proceder con el plan original e indicaron que figuras conocidas del movimiento prodemócrata, como los ahora declarados culpables, ayudarían en la evacuación segura hacia las estaciones de metro cercanas. Los organizadores aseguraron que la protesta juntó a 1,7 millones de personas.

Esta manifestación se enmarcó en la oleada de protestas antigubernamentales que tuvieron lugar en Hong Kong durante la segunda mitad de 2019 a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición que, según varios sectores críticos con el Gobierno, habría abierto la puerta a que residentes de Hong Kong pudieran ser extraditados a la China continental para ser juzgados allí en un sistema carente de garantías.

Se cierra el cerco sobre Hong Kong

Esta sentencia contra Jimmy Lai y los otros 6 ex diputados y activistas hongkoneses llega en la misma semana en la que China ha aprobado una reforma electoral para el territorio que limitará más aún las opciones de la oposición de acceder a los mecanismos rectores de la ex colonia británica y servirá para reforzar la mano de Beijing en la gestión del territorio.

El pasado año, y como respuesta al movimiento de protesta que tomó las calles de Hong Kong, el Legislativo chino diseñó e impuso una controvertida ley de seguridad nacional que contempla penas de hasta cadena perpetua para supuestos de secesión, terrorismo o confabulación con fuerzas extranjeras.

Desde su entrada en vigor, el 30 de junio de 2020, las libertades de que gozaba Hong Kong se han visto rápidamente erosionadas. 

EE.UU. pide a China que deje de “desmantelar” democracia de Hong Kong

Estados Unidos reafirmó formalmente este miércoles (31.03.2021) que Hong Kong ya no disfruta de la autonomía prometida por China y que, por tanto, no merece el trato de favor de Estados Unidos, exhortando a Pekín a “cesar de desmantelar las instituciones democráticas” del territorio.

“Vamos a continuar llamando a la República Popular de China a respetar sus obligaciones y compromisos internacionales: a cesar de desmantelar las instituciones democráticas de Hong Kong, la autonomía y el Estado de derecho, a liberar inmediatamente a todos los individuos injustamente detenidos y a abandonar todos los cargos contra ellos, y a respetar los derechos humanos de todas las personas de Hong Kong”, afirmó el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, en un comunicado.

El secretario de Estado dijo que habrá “consecuencias por estas acciones”, mientras Pekín ratificó el martes una reforma radical del sistema electoral de Hong Kong que marginará totalmente a la oposición.

En mayo, el gobierno del expresidente de Estados Unidos Donald Trump había declarado que la excolonia británica no tenía ya el “alto grado de autonomía” garantizado por China cuando fue retrocedida por Londres en 1997. Como consecuencia, revocó el estatus comercial preferente del que disfrutaba Hong Kong.

Fuentes: EFE / AP / Reuters / france24.com