El  portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, confirmó que su país está siguiendo de cerca los informes sobre Jordania y que está en contacto con funcionarios del Reino. 

“El rey Abdullah II es un socio importante de Estados Unidos y tiene  todo el  apoyo de Estados Unidos”, dijo Price.

El Consejo de Cooperación del Golfo también expresó su apoyo a Jordania y todas sus medidas para mantener la seguridad y la estabilidad.

El secretario general del Consejo, Nayef Falah Mubarak Al-Hajraf, dijo en un comunicado emitido el sábado por la noche que “la seguridad del Reino Hachemita de Jordania es una de las garantías de los países del CCG”.

El Ministerio de Asuntos Presidenciales de los Emiratos Árabes Unidos dijo que “y basándose en los estrechos lazos y relaciones  históricas que unen a los dos países hermanos y sus liderazgos, los Emiratos Árabes Unidos afirma que la seguridad y estabilidad de Jordania es una parte integral de su seguridad”.

Esta es la misma posición expresada por el Rey de Bahrein, y Egipto expresó su apoyo al Rey Abdullah II en la preservación de la seguridad y estabilidad del Reino.

El presidente libanés, Michel Aoun, también dijo que “el Líbano apoya a Jordania, como rey y pueblo, frente a lo que afecta su estabilidad y seguridad”.

Iraq  también comentó sobre los eventos que tienen lugar en Jordania, y el gobierno iraquí emitió un comunicado el sábado confirmando que “la seguridad del reino es  la seguridad de Iraq”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores iraquí declaró: “El gobierno iraquí afirma que apoya al Reino Hachemita de Jordania bajo el liderazgo de Su Majestad el Rey Abdullah II, en cualquier medida que se tome para preservar la seguridad y estabilidad del país “.

Por su parte, el presidente palestino Mahmoud Abbas expresó su solidaridad con el monarca jordano, el rey Abdullah II bin Al Hussein.

Abbas afirmó su apoyo a “las medidas tomadas por el rey Abdullah para preservar la seguridad nacional de Jordania”, y señaló que “la seguridad y estabilidad de Jordania es un interés palestino supremo”.

Explicó que no era responsable de ningún golpe en el país, sorprendiendo que sus críticas a las políticas en Jordania llevaran a su detención y al arresto de su guardia personal.

La agencia oficial de noticias jordana “Petra” informó ayer sábado que las autoridades de seguridad de Jordania habían arrestado a dos exfuncionarios destacados por razones de seguridad, y el periódico “The Washington Post” dijo que los arrestos se produjeron en el contexto de planes para derrocar al rey Abdullah II.

El ex príncipe heredero Hamzah Bin Hussein, afirmó que no tiene ninguna relación o responsabilidad con el golpe de estado en el país, y se sorprendió que sus críticas a las políticas en Jordania llevaran a su detención y al arresto de su guardia personal.

Agregó que el Jefe de Estado Mayor del Ejército lo visitó y le dijo que se quedara en su casa y no contactara a nadie. También dijo que le habían cortado las comunicaciones.

Anteriormente, el Comando General de las Fuerzas Armadas de Jordania y los servicios de seguridad emitieron un comunicado, negando las noticias sobre la detención del príncipe Hamzah.

La declaración jordana puntualizó: “Lo que se solicitó al príncipe Hamzah se enmarca en las exhaustivas investigaciones conjuntas llevadas a cabo por los servicios de seguridad”, y destaca que “las investigaciones continúan y sus resultados se divulgarán”.

Fuente: almayadeen.net / DW News / Al Jazeera /