El presidente palestino, Mahmud Abbas, anunció este jueves (29.04.2021) el aplazamiento de los comicios legislativos palestinos del 22 de mayo por la falta de permiso de Israel para celebrarlos en Jerusalén Este ocupado, anunció tras una reunión con las facciones políticas.

“Decidimos posponer las elecciones legislativas hasta que se obtenga la aprobación (de Israel) para celebrarlas en la ciudad de Jerusalén (Este, ocupado)”, dijo Abbas al comunicar la decisión hasta una fecha no determinada, informó la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

El presidente aseguró también que trabajará “para formar un Gobierno de unidad nacional” con otras facciones “que se adhieran a las resoluciones internacionales”. A su vez, llamó “a la comunidad internacional a que presione Israel para que detenga sus prácticas agresivas”.

Facciones palestinas como el islamista Hamás se opusieron hoy a retrasar los primeros comicios convocados en 15 años, cuya suspensión es vista como una excusa para Abbas por las divisiones de su nacionalista Fatah, que se presentaba en tres listas separadas.

Derecho de Jerusalén Este como “capital eterna”

“El aplazamiento de las elecciones legislativas contradice el consenso nacional”, dijo un portavoz de Hamás, que tachó la decisión de “golpe de Estado contra lo acordado en El Cairo”, en referencia a las reuniones previas entre facciones celebradas en la capital egipcia, donde habían acordado celebrar comicios respetando el calendario inicial previsto.

Esta noche, Abás reivindicó de nuevo “el derecho” a Jerusalén Este “como capital eterna” de un futuro Estado palestino, y criticó al Gobierno israelí por no autorizar el voto en su parte oriental, bajo ocupación y anexión de Israel, que impone ahí sus leyes civiles y no permite actividades de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

De los 350.000 palestinos residentes en Jerusalén, más de 150.000 tienen derecho a votar, y podrían hacerlo en zonas de la ciudad ubicadas al otro lado del muro de separación israelí, conectadas sin separación con Cisjordania.

Sin embargo, más de 6.000 deben hacerlo en oficinas de correo postal de la urbe que Israel debe autorizar previamente, según los Acuerdos de Oslo (1993-95). Se hizo así en las últimas elecciones parlamentarias de 2006 y presidenciales de 2005, pero esta vez los israelíes no han dado su visto bueno para ello.

Fuentes: AFP / EFE / dw.com