El Comando Espacial de EE.UU. anunció este martes que está rastreando el cohete chino Larga Marcha-5B, que amenaza con caer fuera de control sobre la Tierra en los próximos días.

El Larga Marcha-5B Y2, que llevó a bordo el módulo central para la construcción de una futura estación espacial china, fue lanzado con éxito al espacio el pasado jueves. Sin embargo, al poco de su lanzamiento la etapa central del cohete experimentó dificultades y entró inadvertidamente en la órbita terrestre baja. Se prevé que la etapa central del Larga Marcha-5B Y2, que mide unos 30 metros de largo y 5 de ancho, se queme al entrar en la atmósfera, pero sus escombros podrían llegar a la superficie terrestre. 

“El Comando Espacial de EE.UU. está al tanto y rastrea la ubicación del Larga Marcha-5B chino en el espacio, pero su punto exacto de entrada a la atmósfera de la Tierra no se puede identificar hasta unas horas después de su reentrada, que se espera alrededor del 8 de mayo”, precisaron los militares estadounidenses, agregando que proporcionarán actualizaciones diarias sobre el cohete y su ubicación a través de un sitio web especial, Space-track.org. 

La agencia espacial rusa Roscosmos también confirmó que está monitoreando la situación. “Algunas de las estructuras de la etapa central del cohete dejarán de existir en las densas capas de la atmósfera, pero elementos estructurales individuales no combustibles pueden alcanzar la superficie de la Tierra. Los días 7 y 8 de mayo aparecerán probabilidades reales de su punto de caída. Esta situación no afectará al territorio de Rusia”, informó Roscosmos.

Se estima que los restos del Larga Marcha-5B Y2 caerán al océano o en áreas deshabitadas, pero siempre existe la posibilidad de que amenace vidas humanas y propiedades.

Las reentradas incontroladas no son del todo infrecuentes en la aviación espacial, y esta no sería la primera vez que un cohete chino tiene ese final. En mayo del año pasado, tras otro lanzamiento exitoso, los restos del Larga Marcha-5B cayeron de forma descontrolada y finalmente cayeron en el océano Atlántico. 

Fuente: rt.com