La compañía SpaceX lanzó al espacio este sábado desde Florida (EEUU) el cohete reciclable Falcon 9 con una nueva tanda de 52 satélites para su red de internet Starlink, tras encontrar condiciones atmosféricas favorables para la misión.

Además de los satélites para suministrar internet de banda ancha, el cohete llevaba acoplado un satélite de radar Capella Synthetic Aperture (SAR) y otro Tyvak-0130, precisó SpaceX vía Twitter.

Según la estadounidense Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOOA), este último es “un nanosatélite de observación astronómica de espectro óptico”.

El lanzamiento se llevó a cabo a las 18.56 hora del este estadounidense (22.56 GMT) desde el complejo 39 A de la Estación Espacial Kennedy, de Cabo Cañaveral (este de Florida), y ocho minutos y 30 segundos después la parte reutilizable completó su regreso para aterrizar con éxito en una plataforma flotante en el Atlántico.

El cohete reutilizable Falcon 9 de dos fases despegó con el paquete de satélites en la punta y luego regresó para posarse sobre la plataforma bautizada como “Of Course I Still Love You” (Por supuesto que todavía te amo).

El programa Starlink ahora ofrece un servicio beta inicial tanto a nivel nacional como internacional y continuará expandiéndose hasta una cobertura casi global del mundo poblado en 2021, explica la web de SpaceX.

El jueves pasado, el gigante tecnológico Google anunció haber alcanzado un acuerdo conjunto con Spacex para proporcionar datos, servicios en la nube y aplicaciones para clientes empresariales de Starlink en ubicaciones de todo el mundo a partir del año en curso.

Asimismo, SpaceX instalará estaciones terrestres dentro de los centros de datos de Google que se conectarán a los satélites Starlink, lo que permitirá servicios de internet rápidos y seguros a través de Google Cloud.

Fuentes: EFE / infobae.com