En un nuevo golpe contra la libertad de expresión en Nicaragua, las fuerzas de seguridad del régimen de Daniel Ortega se encuentran en las inmediaciones de la redacción del diario El Confidencial.

“Demandamos respeto a nuestros periodistas. Rechazamos una nueva amenaza de asalto y confiscación. No nos callarán. Seguiremos haciendo periodismo”, alertó en sus redes sociales Carlos Chamorro, director de este medio.

Y agregó: “Gracias por su solidaridad. Nuestras oficinas están rodeadas por las tropas antimotines. Demandamos respeto a la integridad física de nuestros colegas. Exigimos el retiro de la Policía”.

Este jueves más temprano, el régimen de Nicaragua, a través del Ministerio de Gobernación, informó que abrió una investigación contra la aspirante a la Presidencia por la oposición y periodista Cristiana Chamorro Barrios, hija de la ex mandataria nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y hermana de Carlos Chamorro, por presunto lavado de dinero.

La investigación contra la comunicadora y aspirante presidencial se da a menos de seis meses que se celebren las elecciones generales, en las que Ortega, en el poder desde el 2007, busca una nueva reelección.

El Ministerio de Gobernación indicó que la investigación contra Chamorro Barrios es en su calidad de directora ejecutiva de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, y cargo al que ella renunció en enero pasado.

Tras anunciar sus aspiraciones presidenciales, Chamorro Barrios ganó una elección simulada en el contexto de los comicios generales de noviembre, que llevó a cabo la organización juvenil Nicaragua Decide. En el marco de la división de la oposición, la periodista ha propuesto escoger a través de una encuesta a un candidato presidencial único por la oposición que enfrente a Ortega en los comicios de noviembre.

Hace dos días, Ortega cargó contra el embajador estadounidense en Managua, Kevin K. Sullivan, por supuestamente “presionar” a los partidos opositores para escoger un candidato único para los comicios de noviembre, que en círculos políticos y diplomáticos se afirma es Chamorro Barrios, quien goza de mayor simpatía.

El mandatario sandinista advirtió: “Aquí no se meta el embajador yanqui, postulando candidatos y presionando a partidos políticos para que acepten los candidatos que quiere el yanqui”.

Nicaragua tiene previsto celebrar elecciones presidenciales y legislativas el 7 de noviembre próximo.

El órgano electoral, controlado por los sandinistas, ha cancelado esta semana la personalidad jurídica a dos partidos opositores.

Fuentes: EFE / infobae.com