Nicaragua es una dictadura castrochavista liderada por Ortega y Murillo con sus familiares y entorno. Está señalada como régimen ilegal e ilegítimo con más de cien mil nicaraguenses exiliados, presos y perseguidos políticos con violación de derechos humanos, sin estado de derecho ni separación e independencia de poderes, no hay elecciones libres y limpias. La dictadura de Nicaragua está sancionada por Estados Unidos, señalada por la OEA, la Unión Europea. Es parte del grupo de delincuencia organizada, que liderada por la dictadura de Cuba, integra a Bolivia y Venezuela. Carlos Sánchez Berzaín en el Foro “¿Quo Vadis Madre Nicaragua?” organizado por “Movimiento por el Cambio”.

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín