Activistas pro-palestinos se han apoderado de una fábrica aeroespacial en la ciudad de Runcorn, en el noroeste de Gran Bretaña, que supuestamente suministra piezas para drones producidos por el fabricante de armas israelí Elbit Systems.

Los manifestantes escalaron el techo de la instalación de APPH, que es propiedad de la firma canadiense Heroux-Devtek, rociaron pintura roja en las paredes de las instalaciones y agitaron bengalas rojas.

Palestine Action dijo en un comunicado que sus miembros “irrumpieron, escalaron y ocuparon” las instalaciones del fabricante de equipos militares a las 4.30 a.m. hora local del jueves.

“Hasta ahora, activistas han irrumpido en la fábrica para desmantelar drones y maquinaria de aviones, han destruido propiedades, incluidos focos, ventiladores, ventanas y cámaras, han rociado con pintura rojo sangre las instalaciones y actualmente están ocupando el techo para evitar operaciones en el sitio”, dijo la organización.

Palestine Action, que se describe a sí misma como una red de acción directa de grupos e individuos, dijo que la instalación de Runcorn fabrica tecnología militar y trenes de aterrizaje para los vehículos aéreos no tripulados (UAV) de larga duración de Elbit, que se utilizaron en el reciente ataque israelí contra la Franja de Gaza.

Palestine Action dijo que apuntaría a otras ubicaciones propiedad de Elbit en el Reino Unido.

Al comentar sobre la protesta, el diputado laborista local Mike Amesbury dijo: “La gente tiene derecho a protestar, pero debe hacerse de forma pacífica”.

“Me decepcionaría mucho si en mi circunscripción se fabricaran componentes utilizados para el hardware militar involucrado en el conflicto palestino-israelí”, señaló.

Martin Brassard, presidente y director ejecutivo de Heroux-Devtek, confirmó que todo el personal había sido enviado a casa y que la empresa estaba trabajando con la policía para resolver la situación.

El miércoles, Palestine Action apuntó a la sede de LaSalle Investment Management, una subsidiaria del gigante inmobiliario Jones Long LaSalle, que son los propietarios del edificio donde la compañía de armas israelí Elbit tiene su oficina principal en el centro de Londres.

Los activistas pro palestinos habían atacado anteriormente sitios vinculados a la empresa israelí en el condado de Kent y el área del Gran Manchester, entre otros lugares.

Fuentes: Press TV / Al Manar