Durante la jornada de este martes, y después de 9 días de las elecciones realizadas, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) en Perú llegó al 100% de las actas contabilizadas.

Según los datos entregados por la ONPE, el candidato Pedro Castillo obtuvo un total de 8.835.579, lo que equivale a 50.125% de los votos.

Por otra parte, la candidata derechista Keiko Fujimori obtuvo 8.791.521, lo que corresponde al 49.875% de los sufragios.

Por medio de un comunicado, la institución indicó que culminó con la contabilización de las 86,488 (100%) actas electorales de la Segunda Elección Presidencial.

Pese a estos resultados, los Jurados Electorales Especiales (JEE) aún deben responda a las solicitudes de impugnaciones de Keiko Fujimori, quien acusó fraude electoral.

Congresista de derecha pide nueva elección en Perú y es acusado de sedición

La tensión crece en Perú tras llamados de políticos de derecha a anular los comicios cuyo escrutinio da ligera ventaja al izquierdista Pedro Castillo.

El congresista electo, Jorge Montoya, pidió que en su país se celebren “nuevas elecciones con auditores internacionales durante todo el proceso”, una posición que le ha generado acusaciones de sedición.

Montoya, un almirante retirado de la Marina de Guerra, aseguró en Twitter que el sistema electoral peruano “ha sido vulnerado por dentro”.

Esto, tras la segunda vuelta presidencial disputada el pasado 6 de junio entre el izquierdista Pedro Castillo y la derechista Keiko Fujimori.

La Constitución peruana no habilita la anulación de elecciones bajo ningún concepto, salvo “cuando los votos nulos o en blanco superen los dos tercios del número de votos válidos”.

Por su parte, misiones de observación internacional, como la Organización de Estados Americanos (OEA), han descartado la existencia de “graves irregularidades” en las elecciones peruanas.

Acto de sedición

Estos planteamientos fueron considerados este martes por el diario La República como un “acto de sedición”.

Esto, ya que aseguró que “desconocer el resultado de una elección está expresamente prohibido en la Constitución y sancionado en el Código Penal”.

“La Carta Magna señala que el poder emana del pueblo. Aquel que se atribuye esa autoridad fuera de la ley comete rebelión y sedición, que se sancionan con hasta 20 años de cárcel”, enfatizó el rotativo.

Agregó que en las leyes peruanas “también se condenan la conspiración, promoción y dirección de esos delitos”.

Montoya respondió acusando a La República de valerse de un tuit para provocar “distorsión en la opinión pública”. Dijo que “aún existe la libertad de expresión, la misma que ese medio denigra con sus amenazas para callarnos pero la cobardía sale a la luz”.

Por José Muñoz

Fuentes: EFE / biobiochile.cl