Un brote de COVID-19 en la provincia china de Guangdong ha causado importantes interrupciones en el trabajo de los principales puertos sureños del país. Expertos advierten que la situación podría causar más daños al comercio internacional que el bloqueo del canal de Suez.

Guangdong es uno de los principales centros de comercio de contenedores del mundo. Un cierre parcial de la terminal del distrito de Yantian, que ahora opera tan solo al 30% de su capacidad, llevó a la redirección de mercancías a las terminales cercanas de Nansha y Shekou.

El desvío provocó grandes atascos, ya que los puertos no pueden alojar todos los barcos. Además, la carga de contenedores está obstaculizada por normativas aduaneras. Como resultado, el procesamiento de un contenedor comenzó a demorar aproximadamente una semana y el tiempo total de tránsito aumentó a 15 o 16 días.

Los especialistas señalan que esto afectará inevitablemente el comercio internacional a medida que la carga continúe acumulándose.

El colapso de los puertos de China amenaza causará mucho más daño que el bloqueo del Canal de Suez en Egipto por el buque portacontenedores Ever Given en marzo del 2021.

Según la estimación del director general de la compañía consultora Vespucci Maritime, Lars Jensen, el volumen medio diario de carga no manipulada en el puerto de Yantian es de 25.500 TEU (unidad de medida de capacidad inexacta del transporte marítimo que equivale a un contenedor básico). “El bloqueo de Suez afectó a 55.000 TEU diarios, pero duró solo seis días. Y en Yantian estamos hablando de 14 días, y la situación se está desarrollando y extendiéndose a Nansha y Shekou”, afirmó al portal The Load Star.

Fuente: sputniknews.com