El empresario británico-estadounidense John McAfee fue encontrado muerto en la prisión catalana. El fundador de la compañía de antivirus que lleva su nombre estaba pendiente de ser extraditado a Estados Unidos por supuesta evasión de impuestos entre los años 2016 y 2018.

John McAfee ha sido encontrado muerto en la tarde del miércoles 23 de junio en la celda que ocupaba en el módulo 1 del Centro Penitenciario de Brians 2 de Sant Esteve Sesrovires donde estaba ingresado. Los servicios médicos de la prisión han intervenido para practicarle maniobras de reanimación, pero no han conseguido salvarle la vida.

Los Mossos investigan lo sucedido, y todo apunta a un suicidio, según afirma el diario El País citando fuentes del Departamento de Justicia. Han sido los profesionales de vigilancia penitenciaria los que le han encontrado muerto en la celda.

La Audiencia Nacional había dado luz verde a su extradición a Estados Unidos, que le le reclamaba 4 millones de dólares en impuestos. La resolución no era firme y sobre ella cabía recurso.

Durante el proceso, McAfee, de nacionalidad británica, trató de evitar su extradición argumentando que era objeto de una persecución política, desde que en 2016 decidió unirse al Partido Libertario para denunciar los, a su juicio, altos niveles de corrupción de la agencia tributaria estadounidense.

John McAfee fue arrestado en octubre de 2020 en el aeropuerto de El Prat cuando estaba a punto de tomar un vuelo a Estambul (Turquía) y desde entonces estaba en prisión preventiva.

La Audiencia Nacional había rechazado anteriormente las peticiones de libertad provisional solicitadas por su defensa alegando un riesgo de fuga “evidente” y no percibir signos de arraigo.

Fuente: sputniknews.com