El presidente de Colombia, Iván Duque, denunció que el helicóptero en el que viajaba junto con los ministros de Defensa, Diego Molano, y del Interior, Daniel Palacios, entre otros funcionarios, fue atacado cuando se encontraba próximo a aterrizar en la ciudad de Cúcuta (nordeste).

“Quiero informarle al país que luego de cumplir un compromiso en [el municipio de] Sardinata, en el Catatumbo colombiano (nordeste), y aproximándonos a aterrizar en la ciudad de Cúcuta, el helicóptero presidencial fue víctima de un atentado”, dijo Duque en declaraciones vía streaming transmitidas por la Presidencia de Colombia.

Duque precisó que al interior del helicóptero se encontraba también, aparte de él, Molano y Palacios, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, departamento cuya capital es Cúcuta.

Asimismo, calificó el atentado como “cobarde” y anotó que se ven impactos de bala en la aeronave presidencial, cuya cantidad no precisó pero que algunos medios locales cifran en cinco.

“Le he dado instrucciones muy claras a todo equipo de seguridad de ir detrás de quienes dispararon contra la aeronave y pusieron en riesgo también la vida de otras personas”, señaló el mandatario colombiano.

Por último, dijo que su Gobierno mantendrá la lucha contra el narcotráfico y la criminalidad y que las instituciones “están por encima de cualquier amenaza”.

Imágenes difundidas por la Presidencia de Colombia muestran impactos de bala en una de las palas del rotor principal, en el rotor de cola y en otras partes de la estructura del helicóptero, tipo Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).

Duque lideró en la mañana del 25 de junio en Sardinata una jornada en la que fueron socializados los resultados y perspectivas del programa Catatumbo Sostenible, una estrategia impulsada por su gobierno para esa región de Norte de Santander, una de las más afectadas por la violencia y la pobreza.

Fuentes: sputniknews.com / Noticias Caracol / El Espectador