Las elecciónes realizadas en Perú en el año 2021 se da en medio de la pugna entre la dictadura y democracia, donde el castrochavismo que ha instalado dictaduras en Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, quiere controlar el Perú con el candidato Castillo mediante elecciones fraudulentas.

El castrochavismo no hace política, comete crímenes, es un grupo de delincuencia organziada trasnacional liderado por Cuba que controla Venezuela, Bolivia y Nicaragua. El Perú puede salvar la democracia pidiendo una auditoría a la Organización de Estados Americanos.

Castillo, al no aceptar la auditoría y al declararse presidente electo sin resultados oficiales está violentando el estado de derecho.

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín