El Departamento de Defensa ha anunciado que cancelará el contrato informático en la nube de 10.000 millones de dólares que fue objeto de una batalla legal que involucró a Amazon y Microsoft.

El acuerdo de la nube de Infraestructura de Defensa Empresarial Conjunta, abreviado como JEDI por sus siglas en inglés, estaba destinado a hacer que el Pentágono sea mucho más avanzado en términos tecnológicos y digitales.

La gigantesca licitación se ha convertido en uno de los contratos más complicados para el Departamento de Defensa. En un comunicado de prensa el martes, el Pentágono dijo que “debido a la evolución de los requisitos, el aumento de la conversión en la nube y los avances de la industria, el contrato de JEDI Cloud ya no satisface sus necesidades”.

Microsoft vs. Amazon

JEDI era un colosal proyecto del Gobierno norteamericano, que buscaba instalar servicios de computación para almacenar y procesar grandes cantidades de datos clasificados, militares y de defensa, permitiendo al Ejército de EE.UU. utilizar inteligencia artificial para acelerar su planificación de guerra y sus capacidades de combate.

Amazon Web Services, que posee casi el 48 % del mercado de la nube pública, y Microsoft, que se posiciona en el segundo lugar con alrededor del 15,5 %, fueron los dos finalistas del concurso público, superando a Oracle e IBM, eliminados en una ronda previa.

Aunque Amazon fue considerado durante mucho tiempo como un candidato líder para ejecutar el proyecto, el contrato fue otorgado a Microsoft en 2019.

El postor perdedor, Amazon Web Services, acudió a los tribunales argumentando que el proceso del Pentágono era defectuoso e injusto, incluso que estaba influenciado indebidamente por la aversión del presidente de ese entonces Donald Trump hacia Amazon y, en particular, su director ejecutivo, Jeff Bezos, que también es dueño de The Washington Post, un medio de noticias a menudo criticado por el exmandatario.

Este año, el Pentágono insinuó que podría desechar el contrato, diciendo en mayo que se sentía obligado a reconsiderar sus opciones después de que un juez federal rechazara en abril una medida de la institución para que se desestimaran partes clave de la demanda de Amazon.

¿Otro contrato?

Sin embargo, la lucha por el proyecto no parece haber terminado por completo. El Pentágono indicó en su comunicado que todavía necesita la capacidad de nube a escala empresarial y anunció una nueva licitación de múltiples proveedores conocido como Joint Warfighter Cloud Capability.

La agencia señaló que planea solicitar propuestas tanto de Amazon como de Microsoft para llevar a cabo el proyecto, y agregó que son los únicos proveedores de servicios en la nube que pueden satisfacer sus necesidades.

Fuente: rt.com