“Si los estadounidenses realmente buscan la estabilidad en Oriente Medio, tienen que irse de Siria por el bien de los sirios, tienen que retirar sus tropas, y lo mismo deberían hacer los turcos”, dijo Khaddour a Sputnik News.

El diplomático puso de relieve las contradicciones de los norteamericanos y recordó que si antes, cuando Hillary Clinton fungía como secretaria de Estado, decían que financiaban al grupo terrorista ISIS (autodenominado Estados Islámico, proscrito en Rusia), ahora afirman que luchan contra esa organización.

La guerra, constató, ha arrasado universidades, escuelas, ferrocarriles, hospitales y centrales eléctricas.

“Somos un país agrario. Antes exportábamos cereales y trigo. Este año tuvimos una buena cosecha, pero los terroristas y los invasores estadounidenses y turcos la quemaron. Quemaron nuestros campos de cereales y trigo o robaron la cosecha vendiéndosela a Turquía”, denunció.

Washington, indicó, se apoderó de los pozos petroleros de Siria privando a la población de usar su propio petróleo.

“Los estadounidenses dijeron claramente que estaban aquí para llevarse el petróleo”, enfatizó.

Por otro lado, Khaddour cuestionó las sanciones unilaterales de la Casa Blanca contra la población siria.

“Si los estadounidenses tienen la intención y quieren —como afirman— resolver el conflicto en Oriente Medio, deben revisar su política. Los estadounidenses castigan a la población siria con esas sanciones y las medidas coercitivas, al tiempo que dicen que actúan por el bien de los sirios”, señaló.

Fuente: sputniknews.com