Alemania y EEUU llegaron a un compromiso bilateral para, según ellos, dar luz verde a la conclusión del gasoducto Nord Stream 2, pero el politólogo Dmitri Solónnikov sugiere que ambos países tuvieron que fingir la aceptación del gasoducto para no admitir su derrota y esto no significa que Rusia quede libre de sanciones.

“Tendrán que poner buena cara a un mal juego —no lograron detenerlo, el Nord Stream 2 se lleva a cabo, pero en esta situación no se puede declarar la propia derrota— hay que hacer algo agradable. Así que fingen que ha ocurrido porque lo han permitido, dicen que lo han acordado ellos mismos, que han adoptado un ‘plan bonito’, pero no hay nada más insensato que las promesas con 10 años de antelación”, dijo Dmitri Solónnikov a Sputnik News.

Añadió que las sanciones no han cambiado en absoluto porque son una nueva realidad en el mundo que seguirá existiendo a pesar de los acuerdos entre EEUU y Alemania en la situación actual.

“Las sanciones son las sanciones y la realidad objetiva del Nord Stream 2 ha sido reconocida: existe y existirá”, concluyó.

El presidente de EEUU, Joe Biden, dijo que era imposible detener la construcción del Nord Stream 2, y señaló que Alemania se ha “comprometido” a responder a las acciones de Rusia.

El 21 de julio se supo que EEUU y Alemania habían llegado a un acuerdo sobre el Nord Stream 2. Berlín y Washington buscarán una prórroga de 10 años del acuerdo sobre el tránsito de gas ruso a través de Ucrania, así como reducir su dependencia de su consumo y tránsito. Además, Alemania se ha comprometido a solicitar a la UE que imponga sanciones a Rusia si “utiliza las exportaciones de energía como arma contra los Estados europeos”.

Fuente: sputniknews.com