Blue Origin, empresa de transporte aeroespacial propiedad de Jeff Bezos, volvió a criticar este miércoles a la NASA por adjudicar a SpaceX un contrato exclusivo por valor de 2.900 millones de dólares para llevar humanos a la Luna. Declaró en un comunicado, citado por FOX Business, que seguirá desafiando la decisión de agencia espacial estadounidense y repitió sus afirmaciones de que la compañía de Elon Musk obtuvo un “trato preferencial“.

Según afirmó la empresa de Bezos, la información adicional publicada por la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO), reveló el deseo de la agencia espacial estadounidense de “obtener múltiples adjudicaciones”, confirmando que hubo “problemas con la forma en que llevó a cabo su proceso de adquisición”, y “destacó que estos problemas impedirán que EE.UU. aterrice en la Luna de una manera segura y sostenible“.

“Estamos especialmente preocupados por la falta de revisiones sobre la preparación para el vuelo en la propuesta de SpaceX”, reza la nota. Blue Origin señaló que “el complejo enfoque” de la compañía de Musk requiere 16 lanzamientos consecutivos de la nave especial Starship con solo tres revisiones de preparación de vuelo en total, “en lugar de una para cada lanzamiento”. Explicó que “las revisiones de preparación de vuelo son fundamentales para la seguridad y son especialmente importantes con vehículos reutilizables y múltiples lanzamientos en rápida sucesión”.

“Incluso si fueran 16 vuelos con atraque, esto no es un problema”

Por su parte, el director ejecutivo de SpaceX, Elon Musk, acudió a Twitter para defender las capacidades de la nave que está desarrollando su empresa. “16 vuelos es extremadamente improbable“, subrayó, añadiendo que la carga útil de la Starship hasta la órbita “es de unas 150 toneladas, por lo que un máximo de 8 para llenar los tanques de 1.200 toneladas de la nave estelar lunar” serían suficientes.

“Sin alerones ni escudo térmico, la nave espacial es mucho más ligera. Las patas de aterrizaje lunar no añaden mucho (1/6 de gravedad). Puede que solo se necesite la mitad, es decir, 4 vuelos con tanque”, detalló.

Apuntó que “incluso si fueran 16 vuelos con acoplamiento, esto no es un problema”. “SpaceX hizo más de 16 vuelos orbitales en la primera mitad del 2021 y se ha acoplado a la Estación [Espacial Internacional] –mucho más difícil que acoplarse a nuestra propia nave– más de 20 veces, concluyó.

Además, se burló este jueves de una foto del Blue Moon, módulo de aterrizaje creado por Blue Origin. “De alguna manera, esto no fue convincente…”, comentó.

“Sin alerones ni escudo térmico, la nave espacial es mucho más ligera. Las patas de aterrizaje lunar no añaden mucho (1/6 de gravedad). Puede que solo se necesite la mitad, es decir, 4 vuelos con tanque”, detalló.

Apuntó que “incluso si fueran 16 vuelos con acoplamiento, esto no es un problema”. “SpaceX hizo más de 16 vuelos orbitales en la primera mitad del 2021 y se ha acoplado a la Estación [Espacial Internacional] –mucho más difícil que acoplarse a nuestra propia nave– más de 20 veces, concluyó.

Además, se burló este jueves de una foto del Blue Moon, módulo de aterrizaje creado por Blue Origin. “De alguna manera, esto no fue convincente…”, comentó.

Rechazo de la protesta de Jeff Bezos

En julio, la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de EE.UU. (GAO, por sus siglas en inglés), concluyó que la decisión de la NASA de otorgar a SpaceX el contrato para desarrollar la nave que llevará a sus astronautas a la Luna en el marco del programa Artemis no contraviene la legislación estadounidense.

El acuerdo, por 2.941 millones de dólares, fue concertado en abril únicamente con la empresa de Elon Musk porque “las ofertas presentadas por Blue Origin y Dynetics tenían un precio significativamente más alto” y la agencia espacial “carecía de los fondos necesarios para otorgar más de un premio”, indicó ese organismo en un comunicado.

El programa Artemis, que tiene como fin establecer una presencia humana permanente tanto en la superficie como en la órbita lunar, fue lanzado durante el mandato de Donald Trump. Se contemplaba que astronautas volverían a pisar la superficie lunar en el 2024, pero la administración Biden asegura que la fecha está siendo revisada.

Fuente: rt.com