El Perú llega al 2021 con una crisis social, política y de salud. Castillo con minoría en primera vuelta y fraude electoral en la segunda, evita la auditoría de la OEA para brindar transparencia. Luego plantea un gobierno que en lugar de dar confianza causa división. Impulsa la confrontación y amenaza la democracia.

Castillo es el caballo de Troya del castrochavismo o socialismo del siglo XXI. Evo Morales está en el Perú impulsando una agenda de las dictaduras castrochavistas. Lo que está pasando en el Perú es el proyecto que ya se ha implementado en Bolivia, Venezuela o Nicaragua. Desde Bolivia se ha intervenido el proceso electoral del Perú.

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín