La hora indicada era a las 16, pero la gente comenzó a llegar con antelación a Plaza de Mayo, la Quinta Presidencial de Olivos y a otros puntos del país para recordar a los 109.105 mil muertos por el COVID-19 en el marco de la “Marcha de las piedras”. A los pies de la Casa Rosada, en la Ciudad de Buenos Aires, decenas de ciudadanos depositaron una piedra de manera simbólica y en memoria de familiares o amigos fallecidos en el marco de la pandemia.

La protesta tiene un especial contexto ya que fue convocada por las redes sociales en medio de la polémica política desatada con la difusión de la foto del cumpleaños en la residencia presidencial.

“Familia desmembrada, no son números ni piedras. Son seres queridos, que no pueden despedir. Mucho dolor”, señala un afiche sobre el piso, sostenido por varias piedras sobre las que se leen nombres de personas que fueron víctimas del COVID-19.

Los vecinos de la ciudad se fueron acercando a Plaza de Mayo en las primeras horas de la tarde para compartir sus historias de vida y sus vínculos con las víctimas. También se registró el mismo acto de memoria en otros puntos del país como Olivos, frente a la Quinta Presidencial, escenario de la foto que impactó con fuerza en el escenario político, a pocas semanas de las elecciones de medio término.

“Y, si no tenemos a nadie por quien llevar una piedra, acercate ese día a acompañar a todos aquellos que, durante este año y medio, tuvieron que transitar su dolor en soledad. Hagamos de esta marcha un gran abrazo ciudadano”, completó el comunicado que circuló en la última semana por las redes sociales.

Además de tener el fin de recordar a los familiares y amigos fallecidos en este año y medio de pandemia, los ciudadanos que se acercaron a los puntos de encuentro mostraron su disconformidad con el Gobierno y por cómo se gestionó la crisis sanitaria por el COVID-19.

Fuentes: infobae.com / Agarra la Pala / La Nacion / Canal de la Ciudad