El presidente de Argentina, Alberto Fernández, fue imputado por vulnerar las normas de aislamiento que regían en el país para evitar contagios de COVID-19 al haber participado en la celebración de cumpleaños que la primera dama, Fabiola Yáñez, realizó el pasado 14 de julio de 2020 en la residencia presidencial en la que viven.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, fue imputado por vulnerar las normas de aislamiento que regían en el país para evitar contagios de COVID-19 al haber participado en la celebración de cumpleaños que la primera dama, Fabiola Yáñez, realizó el pasado 14 de julio de 2020 en la residencia presidencial en la que viven.

El gobernante pidió perdón después de que se difundiera una fotografía del festejo.Hace una semana, el fiscal federal Ramiro González requirió que se averiguase quién autorizó las entradas y si los asistentes al cumpleaños estaban autorizados a circular.

De acuerdo a un decreto presidencial emitido en marzo de 2020, al comienzo de la pandemia en el país, regía un confinamiento estricto del que solo estaban exceptuados los trabajadores esenciales.El caso ha significado un duro golpe para el Gobierno, a menos de un mes de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, que se celebrarán el próximo 12 de septiembre de cara a los comicios legislativos de noviembre.

El fiscal federal Ramiro González le informó al jefe de Estado y al resto de los comensales que están comprendidos en los artículos 73 y 279 del Código Procesal Penal, que versa justamente sobre los “derechos del imputado”.

Fuentes: sputniknews.com / ambito.com