En México se acaba de producir la primera reunión oficial del crimen organizado transnacional con presidentes de América Latina bajo la denominación de “VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)”. Así la define la presencia de Nicolás Maduro, reo por aplicación de la Convención de Palermo en tribunales de Nueva York y La Florida, con orden de captura y recompensa de 15 millones de dólares. México signatario de Palermo, con tratados de extradición y de libre comercio con Estados Unidos, tiene la obligación de arrestar a Maduro y proceder como lo hizo con Joaquín “el chapo” Guzmán. Carlos Sánchez Berzaín entrevista en “Ahora con Oscar Haza”

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín