Como ya nos tiene acostumbrados, la política argentina siempre nos regala contextos inimaginables, más cuando nos acercamos a épocas de Elecciones.

Las P.A.S.O (Primarias, Abiertas, Simultaneas y Obligatorias) Legislativas, después de muchos años mediante el sufragio nos da como resultado una visión critica sobre la realidad de Argentina que se vio reflejada en las urnas, profundizada por la Pandemia y que responsabiliza a toda la clase política, sin distinción, en ambos lados de la denominada “grieta”. Marcando así la irrupción de “outsiders”, personas alejadas a la política tradicional, que empiezan su recorrido en ella.

El caso de Javier Milei, Economista, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como Candidato a Diputado Nacional por el Liberalismo en el Partido La Libertad Avanza es el más excepcional y fenomenal de los últimos tiempos.

Obteniendo un 13,66%, colocándolo como Tercera Fuerza Política y con chances de desplazar al oficialismo nacional del Frente de Todos como segunda en las Generales dentro de Capital Federal, en su primera participación política.

Con un discurso claro, marcado y profundo, lejano a la común corrección política y demagógica característica del resto del espectro, algo que parece incomodar a un establishment político establecido, que sin distinción de ideologías lo ven como una amenaza a su situación y al modo de hacer política (Gasto $0 de fondos públicos durante su campaña).

Su discurso llega a abarcar aspectos económicos desde la defensa de el Capitalismo, el Libre Mercado, el Trabajo y al realizar críticas muy duras principalmente a la que el denomina la “casta política”, a la institución del Banco Central de la República Argentina y al Peso como moneda (puntos claves en su actividad como Economista), además de atacar a un Estado enorme y deficiente, que engloba problemáticas sociales y culturales.

Y sobre todo resaltar las ideas de la Libertad, que es bandera de su posición ideológica que es el Liberalismo y que el mismo la define como: “El respeto irrestricto por el proyecto de vida del prójimo.” Ideas seguidas por miles de jóvenes, que son el corazón del avance de estos sectores, por la franja de miles de trabajadores que son golpeados por la inmensa crisis que afrontan y aquellos simples desencantados por los tradicionales espacios e ideas políticas.

¿El Nacimiento del “Liberalismo Popular”?

Otro aspecto relevante del “Fenómeno Milei” es la identificación de las ideas del Liberalismo a las clases o estratos sociales más bajos, de menor poder adquisitivo y desarrollo humano, siendo claves en ese 13,66% obtenido en Capital Federal.

Algo significativo del alcance del discurso que elaboró y lleva a la practica Javier Milei, lejano a aquellos conceptos que se tenían ante los sectores Liberales de las Décadas de los 80´ o 90´ y que se estereotipaban como propios de los sectores más altos de la sociedad argentina.

Este paradigma vio su antítesis en la realidad de las P.A.S.O en C.A.B.A, donde el resultado y el caudal de votos más amplio fue obtenido en zonas donde más se concentra la clase media y baja porteña, obteniendo los mejores resultados en la Comuna 8 (Barrios de Soldati, Lugano y V. Riachuelo) con el 14, 88%; en la Comuna 9 (Liniers, Mataderos y P. Avellaneda) con más del 15%; en la Comuna 10 (Floresta, Monte Casero, Villa Luro) con el 14,94% y en la Comuna 4 (Barracas, La Boca, Parque Patricios y Pompeya) con el 13,78%.

Esto permitiendo tener una base y dando la razón a analistas políticos que dan como virtud a Javier Milei la creación de un nuevo liberalismo argentino, que identifica a las clases trabajadoras, a las clases más bajas y a la mayoría de porteños o argentinos que se encuentran agobiados por la situación actual y encuentran en las ideas de la Libertad a alguien que los represente.

Dando así origen a un verdadero movimiento de “Liberalismo Popular“, que aspira llegar a la Cámara de Diputados y marcar una nueva era, un verdadero antes y después en el arco político y de ideas en la Argentina.

Por Brian Mello

Fuente: publius.com.ar