Carles Puigdemont ha quedado libre sin medidas cautelares, tal y ha anunciado la presidenta del Parlament, Laura Borràs, en su cuenta de Twitter.

El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boyé, también publicó un mensaje en Twitter afirmando que “salió el sol”.

Puigdemont compareció ante el juez de forma telemática desde la prisión de alta seguridad de Sassari, en la que todavía se encuentra a la espera de que se ejecute su puesta en libertad.

El juez valoró que la detención de Puigdemont en el aeropuerto de Alghero cuando se dirigía a Cerdeña para participar en un acto sobre el folclore catalán se hizo de acuerdo a la ley.

En consecuencia, la justicia italiana iniciará los procedimientos para estudiar su posible extradición a España, donde el Tribunal Supremo le reclama para ser juzgado por un delito de sedición y otro de malversación por su papel en el proceso independentista de 2017.

Mientras tanto, Puigdemont quedará en una situación de libertad provisional, pero deberá quedar a disposición del tribunal, por lo que no podrá salir de la isla de Cerdeña.

Fuente: sputniknews.com