El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó el viernes una denuncia en contra de la red social Twitter para que se le restablezca su cuenta, bloqueada a principios de año por la acusación de haber instigado los disturbios registrados en el Capitolio.

La demanda fue presentada en un tribunal de Florida, donde reside actualmente, alegando “censura” contra el, lo que viola, según su opinión, su libertad de expresión, garantizada por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

Trump también asegura que Twitter lo censuró indebidamente durante sus cuatro años de mandato al calificar algunos de sus mensajes como “información engañosa”.

Twitter y otras redes sociales cerraron las cuentas del expresidente después de que una turba de partidarios de Trump entrara por la fuerza al edificio del Congreso el 6 de enero, con el objetivo de impedir la certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre.

Horas antes de que se produjera el asalto, que dejó cinco muertos, Trump dio un discurso en el que insistió en que le habían robado las elecciones. 

Twitter anunció la suspensión de la cuenta @realDonaldTrump “de forma indefinida por el riesgo de nuevas incitaciones a la violencia” dos días después de los incidentes contra el Capitolio.

La plataforma “ejerce un grado de poder y control sobre el discurso político en este país que es inmenso, sin precedentes, y profundamente peligroso para el debate democrático abierto”, dice en la demanda, señalando que incluso los talibanes, en el poder en Afganistán, tienen una cuenta en Twitter.

Fuentes: AFP / latimes.com / ntn24.com