El 21 de septiembre, Freedom House, supervisor de los derechos humanos, publicó la nueva edición de su informe Freedom on the Net (Libertad en la Red). El informe concluye que «la libertad en internet disminuyó globalmente por undécimo año consecutivo». El informe evalúa la situación de los derechos humanos en espacios virtuales en 70 países. ¿A qué conclusiones llegó el informe con respecto a Turquía, Georgia, Armenia y Azerbaiyán? Lo detallaremos a continuación.

Georgia: libre

El nuevo informe concluye que, aunque el país del sur del Cáucaso mostró una mejora en la libertad en internet, la desinformación sigue siendo un problema. Georgia recibió una puntuación de 77 sobre 100, que lo clasifica como «libre».

Armenia: libre

El informe de 2021 clasificó a Armenia como «libre». El país recibió una puntuación general de 71 sobre 100, a pesar de las restricciones al flujo de información impuesto por el Gobierno durante el conflicto armado con Azerbaiyán de 2020.

Azerbaiyán: no libre

Por tercer año, Azerbaiyán fue clasificado como «no libre» en el informe mundial. En 2020, el Gobierno restringió el acceso a internet por 44 días, mientras Azerbaiyán disputaba con Armenia la provincia de Nagorno Karabaj.

El país también utilizó tecnología de vigilancia intrusiva contra los ciudadanos, como Pegasus, producida por la compañía israelí de cibervigilancia Grupo NSO. El informe destaca cómo el proveedor de red de internet troncal Delta Telecom trabajó con Sandvine, compañía de Canadá, para instalar tecnología de inspección profunda de paquetes con el fin de obstruir las transmisiones en vivo en YouTube, Facebook e Instagram. Azerbaiyán ha estado implementando tecnologías de inspección profunda de paquetes desde 2009, al menos, según un informe conjunto publicado a principios de septiembre por la Alianza Internacional por los Derechos Humanos y Vigilancia de Internet de Azerbaiyán.

Turquía: no libre

Turquía fue clasificado como «no libre», con una puntuación de 34 sobre 100, por tercer año, debido a la disminución general de libertad en internet.

Al hablar con Bianet, autor del informe, el Centro Europeo para la Libertad de Prensa y Medios dijo: «La creación o aumento de impuestos, las restricciones al acceso, la eliminación de noticias, la capacidad de cerrar el acceso a plataformas enteras y, principalmente, la detención o arresto de personas que ejercen su libertad de expresión por sus críticas en internet, además de algunas condenas, demuestran que hay un largo camino por recorrer en cuanto a la libertad en internet en Turquía».

Las clasificaciones y puntuaciones de la libertad en la red están basadas en un conjunto de 21 preguntas, a su vez divididas en casi cien subpreguntas en total. El informe está dividido en tres categorías: obstáculos al acceso, restricciones de contenido y violaciones contra los derechos de los usuarios.

Por Arzu Geybullayeva

Traducción: Milena Bernachea

Fuente: globalvoices.org