La ONU echó mano este miércoles de la experiencia de los dinosaurios con una original campaña por la crisis climática en la que uno de estos animales invadió virtualmente el hemiciclo de la Asamblea General para expresar su estupefacción por el hecho de que los humanos se estén extinguiendo a sí mismos.

“Sé una cosa o dos sobre extinciones, y les tengo que decir, y pensarán que es obvio, que extinguirse es algo malo. Pero, ¿y extinguirse a uno mismo? En 70 millones de años es la cosa más ridícula que he escuchado jamás”, dice en un breve video Frankie, como se ha apodado al dinosaurio interpretado en su versión en inglés por el actor Jack Black.

Ante la estupefacta mirada de los diplomáticos de la ONU, Frankie sigue subrayando la insensatez de la raza humana: “Al menos nosotros tuvimos un asteroide. ¿Cuál es su excusa?”.

Es el contundente mensaje que el Programa de Naciones Unidas para el Desarollo (PNUD) ha querido lanzar en una incisiva iniciativa en la que llama a los Gobiernos de todo el mundo a dejar de subvencionar los combustibles fósiles para hacer frente no sólo a la amenaza del cambio climático, sino a la desigualdad del mundo.

Según cifras del PNUD, cada año se gastan 432.000 millones de dólares en subsidiar fuentes de energía no renovables que contaminan la atmósfera, una enorme cantidad de dinero con el que se podría costear, por ejemplo, vacunas de coronavirus para todo el planeta.

“En un mundo con dificultades fiscales, una deuda en aumento, más pobreza y más desigualdad, es irracional gastarse casi 423.000 millones de dólares cada año en incentivar el quedarnos atrapados en el pasado en lugar de invertir en el futuro”, dijo en una rueda de prensa el administrador del PNUD, Achim Steiner.

“Se aproximan a un desastre climático, y cada año los gobiernos gastan cientos de miles de millones de fondos públicos en subsidios a los combustibles fósiles. Imagínense si nosotros nos hubiéramos gastado cientos de miles de millones al año subsidiando meteoros gigantes. Eso es lo que están haciendo ahora”, insiste en el video el dinosaurio, que pide a los líderes mundiales que “piensen en todo lo que podrían hacer con ese dinero”, recordándoles que por todo el mundo “hay gente viviendo en la pobreza”.

“¿No crean que ayudarles a ellos tendría más sentido que, no sé, pagar por la muerte de toda una especie?”, zanja Frankie. “Déjenme ser franco por un segundo: tienen una enorme oportunidad ahora mismo, al reconstruir sus economías y se levantan de esta pandemia. Esta es la gran oportunidad de la humanidad”.

Entonces, el dinosaurio plantea que “esta es mi salvaje idea: no elijan la extinción. Salven a su especie, antes de que sea demasiado tarde. Es hora de que ustedes, humanos, dejen de poner excusas y comiencen a hacer cambios”.

En la iniciativa del PNUD, detallada en el portal http://www.dontchooseextinction.com, colaboraron importantes figuras del mundo del espectáculo que dieron voz al dinosaurio en distintos idiomas, entre ellas el actor danés Nicolaj Coster-Waldau, conocido por su papel en “Juego de Tronos”; el intérprete y músico estadounidense Jack Black, la actriz mexicana Eiza González o la senegalesa Aissa Maiga.

“La vida en el planeta está quedando sofocada por los gases invernadero y por los combustibles fósiles. Las prioridades deben cambiar si queremos que la humanidad y la tierra sobrevivan”, dijo en su intervención Coster-Waldau.

Por Matías Vega

Fuentes: biobiochile.cl / EFE