En Nicaragua la dictadura de Ortega ha llevado un proceso de amedrentamiento a la población y más allá del fraude electoral es terrorismo de Estado. A las dictaduras no se les puede sancionar a medias, hay que derrocarlas, es por eso que se necesita que las democracias y la comunidad internacional tome sanciones inhabilitantes con las dictaduras.

Carlos Sánchez Berzaín entrevistado por Patricia Poleo en «Factores de Poder».

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín