La agencia alemana informó este martes (16.11.2021) que, para dar luz verde al transporte de gas, es necesario que la compañía operadora del gasoducto esté organizada «conforme a derecho alemán».

Sin la correspondiente certificación, el gasoducto que transporta directamente gas ruso hacia Europa occidental a través de Alemania sin pasar por Ucrania, no puede comenzar a funcionar, bajo pena de incurrir en sanciones.

La certificación del gasoducto Nord Stream 2, que conecta Rusia y Alemania, se detendrá hasta que los fondos principales y el personal se transfieran a una subsidiaria alemana, dijo el martes el regulador del país.

La Agencia Federal de Redes de Alemania (BNetzA) insiste en que el operador del gasoducto solo puede registrarse como una entidad alemana, mientras que la empresa Nord Stream 2 AG tiene su sede en Suiza. Nord Stream 2 AG optó por establecer una subsidiaria alemana para supervisar la parte del oleoducto que atraviesa el país, pero el regulador dice que la mayoría de los activos deberían transferirse a esa empresa.

La certificación se reanudará solo después de que se complete esta transferencia y la filial alemana presente una nueva solicitud, dijo BNetzA. Se estudiará durante la parte restante del período de certificación de cuatro meses.

La construcción del gasoducto submarino, que continuó a pesar de la fuerte oposición de Estados Unidos, se completó en septiembre y luego se llenó de gas. El gigante de la energía de Rusia, Gazprom, dijo a principios de este mes que las entregas a los clientes en Alemania y en otras partes de la UE pueden comenzar tan pronto como BNetzA le dé luz verde.

Fuentes: dw.com / rt.com