La minera Kabanga Nickel Ltd., que opera en el noroeste de Tanzania, está negociando con inversores y recaudando fondos para lanzar un proyecto de extracción de níquel a gran escala. La compañía busca reunir 1.300 millones de dólares, de los cuales, 950 millones se destinarían para la mina y el resto de la suma financiaría la refinería, informa Bloomberg, tras entrevistar al director ejecutivo de la empresa, Chris Showalter.

El proyecto permitiría extraer 50.000 toneladas de cátodos de níquel al año, además de cobre y cobalto, y ayudar a satisfacer la demanda de los fabricantes de coches eléctricos que necesitan níquel para las baterías de iones de litio.

En 2020, Elon Musk pidió que las mineras extrajeran más níquel para potenciar los autos de su compañía. Showalter subrayó que Kabanga Nickel está bien posicionada para comenzar las entregas tanto al fundador de Tesla como a todos los demás integrantes del mercado de vehículos eléctricos.

La minera ya cuenta con una licencia especial de las autoridades y planea poner el proyecto en marcha en 2024. No obstante, necesitará un año más para alcanzar una producción estable en el yacimiento de níquel, que podría ser utilizado durante 30 años.

Además, Kabanga Nickel tiene previsto mejorar el proceso de refinamiento para reducir las emisiones de carbono y utilizar menos electricidad, agregó Showalter.

Fuente: rt.com