El Gobierno del Reino Unido ha anunciado que prohíbe la entrada en el país de vuelos procedentes de seis países africanos debido a una nueva variante del covid-19.

Los británicos que regresen a su país en vuelos de Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto y Suazilandia, tendrán que someterse a cuarentena tras su llegada al Reino Unido. A partir del domingo, quienes aterricen en el país procedentes de alguno de estos países tendrán que pasar el periodo de cuarentena en hoteles, mientras que las personas que arriben antes de ese día deberán confinarse en su casa y someterse a pruebas de coronavirus en el segundo y el octavo posteriores a su llegada.

La variante B.1.1.529 se detectó por primera vez el 11 de noviembre en Botsuana. Según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, esta cepa tiene una proteína de pico que es radicalmente diferente a la del coronavirus original en la que se basan las vacunas anticovid. Asimismo, la agencia informó que en Reino Unido no se han registrado casos de la nueva variante.

El secretario británico de Salud, Sajid Javid, indicó que el número de mutaciones en la variante B.1.1.529 «quizás dupliquen las que hemos visto en la variante Delta». «Eso sugeriría que podría ser más transmisible y que las vacunas actuales que tenemos podrían ser menos eficaces», resumió el alto funcionario.

En este sentido, Israel también anunció que prohíbe a sus ciudadanos viajar al sur de África y que no permite la entrada de extranjeros procedentes de la región.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud ha convocado una reunión de emergencia para este viernes centrada en la nueva cepa de coronavirus, ya que —advierte— podría desencadenar nuevas oleadas del covid-19.

Fuente: rt.com