Elon Musk ha recibido luz verde para la compra de Twitter tras alcanzar un acuerdo por alrededor de 44.000 millones de dólares con los representantes de la compañía, según ha confirmado este lunes la red social en un comunicado difundido por PR Newswire.

«Twitter anunció hoy que ha llegado a un acuerdo definitivo para ser adquirida por una entidad de propiedad total de Elon Musk, por 54,20 dólares por acción en efectivo, una transacción valorada en aproximadamente 44.000 millones de dólares», reza el texto. «Una vez completada la transacción, Twitter se convertirá en una empresa privada», añade.

Asimismo, indica que el precio de compra representa un incremento del 38 % con respecto al precio de cierre de las acciones de Twitter del 1 de abril, que fue el último día de negociación antes de que el empresario revelara su participación de aproximadamente el 9 % de la compañía.

Se espera que la transacción, que ha sido aprobada por unanimidad por la junta directiva de Twitter, se cierre en 2022, sujeta a la aprobación de los accionistas de la red social, la recepción de las aprobaciones regulatorias aplicables y el cumplimiento de otras condiciones de cierre habituales.

Además, el comunicado detalla que el multimillonario ha asegurado 25.500 millones de dólares de «financiamiento de préstamos de margen y deuda totalmente comprometidos» y está proporcionando un compromiso de capital de aproximadamente 21.000 millones de dólares.

«El mejor camino a seguir»

«La junta de Twitter llevó a cabo un proceso reflexivo e integral para evaluar la propuesta de Elon con un enfoque deliberado en el valor, la certeza y la financiación», explicó Bret Taylor, presidente de la junta independiente de la red social. «La transacción propuesta generará una prima en efectivo sustancial, y creemos que es el mejor camino a seguir para los accionistas de Twitter», agregó.

Por su parte, Parag Agrawal, actual director ejecutivo de la compañía, dijo que Twitter tiene un propósito y una relevancia que —aseguró— impacta en todo el mundo, detallando que está «profundamente orgulloso» de sus equipos e inspirado por el trabajo, que en su opinión nunca ha sido más importante.

«La libertad de expresión es la base de una democracia que funciona, y Twitter es la plaza del pueblo digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad», comentó, por su parte, el propio Musk. «Quiero que Twitter sea mejor que nunca mejorando el producto con nuevas funciones, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotando a los bots de ‘spam’ y autentificando a todos los humanos», añadió.

En este sentido, el director general de Tesla y SpaceX aseguró que la red social tiene un «enorme potencial», por lo que espera trabajar con la empresa y la comunidad de usuarios para «desbloquearlo».

Tras conocerse la noticia, el multimillonario se pronunció a través de su cuenta oficial en el servicio de microblogueo: «Espero que hasta mis peores críticos permanezcan en Twitter, porque eso es lo que significa la libertad de expresión».

¿Qué ha pasado?

Según Reuters, las discusiones sobre el acuerdo, que la semana pasada parecían «inciertas», se aceleraron durante este fin de semana después de que el director general de Tesla y SpaceX «atrajera» a los accionistas de Twitter con los detalles financieros de su oferta.

El pasado 4 de abril el empresario adquirió una participación pasiva del 9,2 % de Twitter, convirtiéndose así en el accionista principal de dicha red social, lo que provocó que el valor de las acciones de la compañía aumentara un 26 % en las operaciones previas a la comercialización.

A mediados de abril, Musk ofreció comprar el 100 % de Twitter pagando en efectivo 54,20 dólares por acción, lo que, según Bloomberg, podría clasificarse como una de las adquisiciones más grandes de Internet.

Durante una charla TED concedida esa misma jornada, el magnate precisó que mejorar la confianza pública en la plataforma es «extremadamente importante para el futuro de la civilización», por lo que sugirió que los algoritmos de Twitter se hagan públicos, por ejemplo, en Github, para que los usuarios entiendan cómo funciona la red.

Asimismo, condenó que «se promocionen o degraden tuits de manera misteriosa», argumentando que es algo potencialmente «peligroso». En este sentido, se mostró a favor de la libertad de expresión y de que Twitter acate las leyes de EE.UU.

¿Cómo podría cambiar Twitter al quedar en manos de Elon Musk?

Tras varias semanas de negociaciones, este lunes el empresario Elon Musk recibió luz verde para la compra de Twitter, al alcanzar un «acuerdo definitivo» por alrededor de 44.000 millones de dólares con los representantes de la compañía.

«La libertad de expresión es la base de una democracia que funciona, y Twitter es la plaza del pueblo digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad», sostuvo el multimillonario en un comunicado difundido esta misma jornada.

«Quiero que Twitter sea mejor que nunca, mejorando el producto con nuevas funciones, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotando a los bots de ‘spam’ y autentificando a todos los humanos», añadió.

Algoritmo de ‘código abierto’

Lo anterior refrenda algunas de las declaraciones que el director general de Tesla y SpaceX ha hecho recientemente. Según el medio estadounidense Business Insider, teniendo en cuenta los tuits publicados en su cuenta oficial, Musk podría introducir los siguientes cambios en la plataforma:

En primer lugar, podría suavizar la moderación del contenido en la plataforma. De hecho, criticó la decisión de Twitter de prohibir de manera permanente el acceso al expresidente de EE.UU. Donald Trump, después que este publicara mensajes «incendiarios» sobre los disturbios ocurridos en el Capitolio en enero de 2021.

Asimismo, el empresario podría hacer que los algoritmos de Twitter sean de ‘código abierto’, lo que significaría que el ‘software’ se pueda distribuir libremente y ser manipulado por muchos colaboradores diferentes.

Edición de tuits

«Me preocupa que el sesgo de facto en el ‘algoritmo de Twitter’ tenga un efecto importante en el discurso público. ¿Cómo sabemos lo que realmente está pasando?», escribió Musk, quien realizó una encuesta para preguntar a sus seguidores si estaban a favor de este cambio.

Por otro lado, el magnate buscaría eliminar los bots de ‘spam’, a los que se ha referido como el «problema más molesto» de la plataforma. En su opinión, «hacen que el producto sea mucho peor», por lo que sería una de las principales medidas que se tomen cuando se haga efectiva la compra de la compañía.

Por último, el director general de Tesla y SpaceX podría introducir un botón de edición de los tuits, lo que permitiría a los usuarios de la plataforma corregir, al menos, errores ortográficos básicos o enlaces erróneos inmediatamente después de publicar algo. Twitter lleva un tiempo trabajando en ello.

Fuentes: rt.com / PBS News Hour