La confianza en los exchanges centralizados parece estar disminuyendo a medida que el bitcoin fluye hacia los monederos de autocustodia a niveles casi récord.

Los inversores de bitcoin han ido trasladando cada vez más sus holdings a soluciones de autocustodia tras el colapso del segundo exchange de criptomonedas más grande del mundo la semana pasada.

Los datos del flujo de los exchanges on-chain muestran un aumento de los retiros a monederos de autocustodia, según el proveedor de análisis Glassnode.

En una publicación del 13 de noviembre en Twitter, Glassnode informó que las salidas de bitcoin de los exchanges habían alcanzado niveles casi históricos de 106,000 BTC al mes.

Añadió que esto solo ha ocurrido otras tres veces: en abril de 2022 y noviembre de 2020, así como en junio/julio de 2022. También informó que el número de monederos de bitcoin que recibían el activo de las direcciones de exchange se elevó a unos 90,000 el 9 de noviembre

Tras el colapso de FTX, los inversores de bitcoin han estado retirando sus monedas a la autocustodia a un ritmo histórico de 106,000  BTC al mes. Esto se compara con solo otras tres veces:
– Abril de 2020
– Noviembre de 2020 y
– Junio-julio de 2022.

Las salidas de las monedas suelen ser una señal alcista de que se está haciendo holding de BTC a largo plazo. Sin embargo, en este escenario, parece ser el resultado de la confianza persistente en los criptoexchanges centralizados.

Glassnode comentó que los flujos de salida han dado lugar a «cambios de saldo positivos en todas las cohortes de monederos, desde los camarones hasta las ballenas», antes de añadir:

“El fracaso de FTX ha creado un cambio muy marcado en el comportamiento de los holders de bitcoin en todas las cohortes.”

Desde el 6 de noviembre, cuando comenzó el fiasco de FTX, los cambios de saldo han aumentado en los monederos de BTC de todos los tamaños; los «camarones», que tienen menos de una moneda, aumentaron en 33,700 BTC; y los monederos «ballena», que tienen más de 1,000 monedas, han visto un aumento de 3,600 BTC; lo que indica que el impulso de la autocustodia se está produciendo en todos los ámbitos.

Los líderes del sector están empezando a abogar por las soluciones de autocustodia, ya que la frase «si no tienes tus llaves, no son tus monedas» tiene más peso que nunca.

El 13 de noviembre, el educador de Ethereum Anthony Sassano dijo que los holders de criptomonedas no deberían almacenar sus activos en exchanges centralizados a menos que negocien activamente grandes cantidades.

Michael Saylor, de MicroStrategy, le dijo a Cointelegraph en una entrevista que la autocustodia evita que los terceros centralizados abusen de su poder.

Glassnode también informó que las stablecoins, muchas de las cuales se desestabilizaron la semana pasada, habían estado fluyendo hacia los exchanges a un ritmo mayor la semana pasada.

El 10 de noviembre llegaron más de USD 1,000 millones en stablecoins a los exchanges centralizados. La reserva total de stablecoins en todos los exchanges que rastrea Glassnode alcanzó un nuevo máximo histórico de USD 41,200 millones, añadió.

«Los ecos del colapso de FTX probablemente modificarán la industria en muchos sectores y cambiarán el predominio y la preferencia por los activos sin confianza frente a los emitidos de forma centralizada», concluyó.

Por R. López

Fuentes: antilavadodedinero.com / cointelegraph.com