La eurodiputada griega Eva Kaili fue detenida en Bruselas por sospechas de corrupción vinculadas a Qatar y despojada de sus funciones como vicepresidenta del Parlamento Europeo.

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, aseguró este lunes que los planes de quienes han intentado interferir en los procesos del Parlamento Europeo “fracasaron” y anunció una batería de medidas para mejorar la transparencia e investigar el alcance total del escándalo sobre los supuestos sobornos de Qatar en la Eurocámara.

El caso ya es conocido popularmente como “Qatargate”.

“Los enemigos de la democracia, para los que la existencia de este Parlamento es una amenaza, no se detendrán ante nada. Sus planes maliciosos fracasaron. Nuestros servicios, de los que estoy tremendamente orgullosa, han trabajado con las autoridades belgas relevantes para desvelar esta supuesta red criminal”, dijo Metsola en el inicio del pleno de esta semana en Estrasburgo.

La presidenta de la Eurocámara aseguró que su determinación es que la institución “salga más fuerte” de este escándalo y prometió, además de una investigación interna, una reforma sobre el acceso de grupos de presión a las sedes de la Eurocámara o sobre la protección de los denunciantes de corrupción.

Metsola aseguró que la Eurocámara ha actuado junto a las autoridades belgas para asegurar que se preserve toda la documentación y equipamiento informático necesario, que se puedan acordonar las oficinas que sean necesarias o proceder a los registros en viviendas.

“No habrá impunidad. Los responsables encontrarán a este Parlamento del lado de la ley. Nada se esconderá bajo la alfombra: lanzaremos una investigación interna para revisar todos los hechos relacionados con el Parlamento y ver cómo asegurar mejor nuestras sistemas”, dijo Metsola.

La reforma anunciada, prometió, abordará “quién tiene acceso a nuestras instalaciones”, cómo se financian las organizaciones que tiene acceso y sus vínculos con terceros países y una mejora de la transparencia con “actores extranjeros”, además de un refuerzo a las garantías de protección para las personas que denuncian la corrupción.

“Siempre habrá alguien para el que merece la pena arriesgarse por una bolsa de dinero. Es esencial que estas personas entiendan que se les va a pillar, que nuestros servicios funcionan y que se enfrentarán a toda la fuerza de la ley, como ha sucedido en este caso”, incidió Metsola, que recalcó que no es un caso “ni de izquierdas ni de derechas, ni del norte ni del sur” y pidió “no explotar este momento por motivos políticos”.

El Parlamento Europeo decidió también, en paralelo, remitir a comisión parlamentaria la decisión que se iba a tomar esta semana sobre las negociaciones para eximir a los ciudadanos cataríes de un visado en visitas cortas al espacio Schengen.

Metsola, que definió el pasado fin de semana como “uno de los más largos” de su carrera, aseguró que “si no percibís mi furia y enfado” es por “no poner en riesgo las investigaciones en curso o socavar la presunción de inocencia” de los imputados e involucrados en el caso.

Por Matías Vega

Fuentes: biobiochile.cl / EFE