La Reserva Federal (Fed) estadounidense seguirá subiendo los tipos de interés este año y el hecho de que en su última reunión solo los elevara medio punto -tras 4 alzas consecutivas de 0,75- no es señal de que vaya a dejar de hacerlo.

Así lo manifestaron varios de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés) en la última reunión que celebraron en diciembre, según dio a conocer la Fed en las actas del encuentro publicadas este miércoles.

“Varios participantes enfatizaron que sería importante comunicar claramente que una desaceleración en el ritmo de los aumentos de las tasas no es indicativo de un debilitamiento de la determinación del Comité para lograr su objetivo de estabilidad de precios o un juicio de que la inflación ya estaba en un camino descendente persistente”, apunta el texto.

Una “relajación injustificada” de las condiciones financieras “impulsada por una percepción errónea por parte del público de la función de reacción del Comité”, añade, “complicaría el esfuerzo del Comité para restaurar la estabilidad de precios”.

El pasado 14 de diciembre, la Fed anunció una subida de medio punto de la tasa de interés oficial, la séptima desde marzo, que se queda en una horquilla de entre el 4,25 y el 4,5%, su mayor nivel en 15 años, desde diciembre de 2007. Esta subida de medio punto llegó tras 4 consecutivas de 0,75.

En la rueda de prensa posterior a este anuncio, el presidente de la Fed, Jerome Powell, anticipó que habría nuevas subidas de los tipos de interés en el futuro hasta llegar a “una política monetaria que sea suficientemente restrictiva para volver a una inflación del 2%”.

Según las proyecciones de la Fed, las subidas de tipos acabarán haciendo mella en la inflación. Así, calculó el organismo, la inflación este año cerrará con una tasa del 5,6% y los precios irán reduciéndose progresivamente hasta colocarse en 2025 en el 2,1%, a una décima de su objetivo.

La primera economía mundial cerrará 2022 con un crecimiento del 0,5% y en este 2023 crecerá en la misma medida, estimó el regulador. Esto supone una mejora de la previsión de este año en tres décimas pero un empeoramiento de la estimación anterior de 7 décimas.

Powell insistió en que estas proyecciones no hablan de recesión porque en ellas el crecimiento es positivo, aunque sea modesto.

Por Verónica Reyes

Fuentes: biobiochile.cl / EFE