La activista climática Greta Thunberg se encontraba entre los activistas climáticos detenidos durante las protestas contra la demolición de la aldea carbonífera de Lützerath el martes, según la policía.

Thunberg fue detenida mientras protestaba en la mina de carbón a cielo abierto de Garzweiler 2, a unos 9 kilómetros de Lützerath. La activista sueca, que se unió a los manifestantes el viernes, fue vista sentada sola en un gran autobús de la policía después de ser detenida.

Alrededor de 70 manifestantes se sentaron al borde de la mina de carbón de Garzweiler a lo que la Policía respondió primero rodeándoles y después reteniéndoles. Entre ellos estaba Thunberg, que se unió a la protestas durante el pasado fin de semana.

La movilización de este martes comenzó en el pueblo vecino de Keyenberg, donde fue vista Thunberg. Los manifestantes se separaron de esta primera protesta y pusieron rumbo a Lützerath y a la mina a cielo abierto, momento en el que comenzaron los enfrentamientos con los agentes, cuenta el diario Die Welt.

El pueblo de Lützerath, en el oeste de Alemania y abandonado desde hace tiempo por sus habitantes, se mantuvo ocupado hasta este domingo por la tarde por un reducido número de activistas opuestos a la expansión de la explotación de carbón en la zona por parte de la empresa energética RWE.

La Policía precisó más tarde que Thunberg no fue detenida, sino retenida para su posterior identificación. La demolición del pueblo continúa suspendida dado que dos personas continúan dentro de un túnel.

Policía y manifestantes se han acusado mutuamente de actuar con violencia en los disturbios del sábado. Los convocantes aseguran que hay decenas de heridos, algunos graves que podrían estar en peligro de muerte, mientras que las autoridades hablan de 70 agentes heridos.

Hasta doce manifestantes han sido detenidos.

Por Matías Vega

Fuentes: biobiochile.cl / DW / EuropaPress / Inside Edition